28 septiembre, 2020
, NI UNA MUERTA MÁS

QUE SEA LEY

ABORTO LEGAL

Desde el subsuelo del distanciamiento social provocado por la desigualdad a la que nunca nos vamos a acostumbrar, seguimos avanzando sobre la complicidad del silencio para hacernos escuchar. Hacinadas por la indiferencia, hoy la pandemia obstaculiza el acceso a nuestros derechos sexuales y reproductivos: no hay mucha ciencia, ¡en los barrios populares faltan anticonceptivos! Cuando en ningún hospital aledaño brindan atención, es imposible hablar de prevención… ¿Qué dice la moralina cuando hay 1300 abortos diarios en Argentina? ¿Cómo se pone una pausa cuando 135 personas por día se internan en hospitales públicos por esta causa? ¿Cuántas secuelas provocan los daños si el 15% somos menores de 19 años? ¿Cuán grande debe ser la alfombra de la verdad si entre 1983 y 2016 se escondieron 3040 muertes en la sombra de la legalidad? Nosotras no callamos nuestro grito, porque no queremos perder más compañeras en el camino: necesitamos que el aborto sea legal, seguro y gratuito, para que no haya ni una villera menos por el aborto clandestino.

Relacionadas

SANTIAGO Y LUCIANO
17 octubre, 2020

¡NUESTROS HERMANOS SEAN UNIDOS!

NUESTRO FARO
17 octubre, 2020

RAMONA PRESENTE, AHORA Y SIEMPRE

DÍA INTERNACIONAL DE LA ALIMENTACIÓN
16 octubre, 2020

LA NUTRICIÓN SE CONSTRUYE DESDE ABAJO