26 octubre, 2020
, TUCUMÁN

QUEREMOS SABER QUÉ PASO CON DAVID

David Javier Rios

Ya pasaron más de cinco meses desde que David Javier Ríos fue encontrado muerto a orillas del Canal Sur, a la altura de Camino de Sirga y Lavalle, en la ciudad de Yerba Buena, Tucumán.

El 9 de mayo algunos medios de comunicación de la provincia, como La Gaceta, se esforzaban al máximo para lograr sacar el titular más amarillista posible sobre la muerte de un amigo, un vecino y un hermano, sin importar si desinformaban y mucho menos si lastimaban a una familia destrozada. Decían que David sufría consumo problemático, que pasaba por una fuerte depresión, que se dedicaba a hacer malabares en los semáforos, que cuando se lo encontró tenía una bolsa en la cabeza… un sin fin de información errada que fue desmentida por su familia y por las propias pruebas en la causa.

Anabela Ríos, hermana de David, lo retrata en su recuerdo como un chico tranquilo, que trabajaba en una verdulería, vivía solo en el barrio Lamago y, pese a lo que se dijo, no tenía ningún antecedente. “No sabemos qué es lo que pasó, hace meses esperamos los resultados finales de la autopsia, que se demoran cada vez más. Llamo a diario a la fiscalía y, por una u otra cuestión, no me atienden el teléfono ni me dan información. Queremos saber la verdad, estamos dolidos, necesitamos que se investigue a fondo. No nos cierra la teoría de que se cayó o se tiró solo”, dice.

A “Totó” o “Mocho”, como cariñosamente lo llamaban sus amigos, le gustaba dibujar y confeccionar bijouterie artesanal. Era un chango de barrio, simpático y amiguero; siempre buscaba la vuelta para progresar y era muy unido a su familia. Un par de años atrás había tenido un accidente grave: se fracturó en tres partes una de sus piernas y pasó un largo tiempo en el hospital. Por ese motivo, no pudo volver a caminar con normalidad y para ir a trabajar se manejaba siempre en bicicleta, era casi imposible verlo sin su vehículo.

La familia está desesperada por entender qué pasó, necesita encontrar respuestas a través de los resultados de la autopsia y el informe complementario. Por eso, organizó dos movilizaciones —primero en el lugar del hecho y luego en Tribunales— exigiendo el esclarecimiento del caso; solo así podrán por fin dejar que David descanse en paz.

Exigimos que se investigue a fondo. ¡Exigimos justicia por David!

Relacionadas

Tucumán
30 mayo, 2021

UN JUICIO QUE NO PUEDE ESPERAR MÁS

TUCUMÁN
18 mayo, 2021

LA ORGANIZACIÓN SALVA VIDAS

TUCUMÁN
28 febrero, 2021

SOMOS ESENCIALES PERO NO NOS VEN