25 diciembre, 2020
, ENTRE RÍOS

Esta Navidad extrañamos a Gabriel

Desde el 25 de septiembre de 2018 las noches dejaron de ser buenas para la familia Gusmán. La culpa la tienen Diego Íbalo y Rodrigo Molina de la Policía de Entre Ríos, que le dispararon a Gabriel en el barrio Capibá de la ciudad de Paraná.

Durante más de dos años la causa estuvo estancada y el mes pasado los fiscales Juan Francisco Ramírez Montrul y Gonzalo Badano decidieron archivarla por “falta de pruebas”, cuando ni siquiera llamaron a los acusados a indagatoria. Frente a tanta impunidad, decidimos concentrarnos en Tribunales a pedir justicia, respetando los protocolos por la pandemia. «Es muy doloroso, pensé que Justicia iba a estar de nuestra parte, pero se equivocó, está de parte de los asesinos; voy a seguir luchando, voy a seguir hasta las últimas consecuencias», nos aseguró Alejandra López, su mamá.

Gabi era un pibe alegre, amante de los animales, le encantaban los canelones de su mamá y trabajaba en la construcción. Su ausencia se refleja en la silla que nadie ocupó en estas fiestas, en la copa vacía al momento de brindar y en el dolor desgarrador de unos padres a quienes les arrebataron a un hijo y les quitaron hasta el derecho a festejar; seguimos luchando para mantenernos de pie exigiendo justicia por Gabriel.

Relacionadas

Generación Villera
24 mayo, 2022

Nos reunimos con Cristina…

Urbanización
19 mayo, 2022

LA SIMULACIÓN NO PARA

CENSO 2022
18 mayo, 2022

TRABAJADORAS COMUNITARIAS