20 enero, 2021
, Estados Unidos

¿UN DISCURSO DE RECONCILIACIÓN?

 

*Por Pedro Brieger, director de NODAL.

En el discurso de Biden se planteó reparar, restaurar y curar las heridas, un discurso de reconciliación, lo que suelen hacer los presidentes cuando asumen. Tanto el Partido Demócrata como el Republicano estuvieron en contra de los procesos de integración regional en América Latina, en contra de la UNASUR y de la CELAC, y -en esto- no creo que haya cambios. Biden fue vicepresidente de Obama y acompañó el proceso de acercamiento a Cuba que Trump anuló. Hay que ver ahora si efectivamente Biden retoma la política que tuvo en su momento con Barack Obama. Creo que ese es el tema central a analizar en el vínculo de Estados Unidos con Cuba. Muchas veces se dice que el Partido Republicano y Demócrata son dos alas de un mismo partido porque en líneas generales están de acuerdo, especialmente en política exterior, aunque tengas diferencias importantes en temas sociales y laborales.

Son pocos los presidentes que se presentan para la reelección y no lo logran, lo cual es un golpe para alguien que lidera uno de los partidos más importantes y tradicionales de los Estados Unidos. Hay un gran misterio y es cómo van a reaccionar las personas que siguen a Donald Trump, los grupos de extrema derecha, violentos y en muchos casos armados, los que trataron de tomar el Capitolio el 6 de enero. Trump ahora va a tener que demostrar que puede manejarse como político opositor dentro y fuera del Partido Republicano. Los demócratas sin lugar a duda tienen una actitud diferente respecto de las minorías. Los representantes en el Congreso de los Estados Unidos que se declaran sexualmente diversos de manera abierta son únicamente de este partido.

Si bien Biden no se refirió a América Latina en su discurso, vemos como hecho político fuerte que el representante del autoproclamado presidente Juan Guaidó estuvo en la asunción del nuevo presidente y no hubo nadie del gobierno legítimo de Venezuela. Eso es un gesto muy claro hacia toda la región. La pregunta que hay que hacer en el contexto actual de los Estados Unidos es: ¿será posible una reconciliación entre un Partido Demócrata en el gobierno y con la mayoría en el Congreso y un Partido Republicano que hoy parece manejado por Donald Trump? Obviamente ahora no tenemos la respuesta. Hay una diferencia en muchos temas sociales y es por esto que será importante que atienda a los reclamos de la población negra, que la gente sienta a este gobierno como propio.

Relacionadas

Alimentación
3 marzo, 2021

¿CUÁNDO ENTRAREMOS EN LA CANASTA BÁSICA?

Masacre de Pergamino
2 marzo, 2021

SIETE SUEÑOS, UNA PESADILLA