9 marzo, 2021
, 8M

LO ESENCIAL NO DEBE SER INVISIBLE

trabajadoras esenciales

Ayer las calles fueron nuestras, otra vez. Dejamos cada olla popular por un día, para cocinar nuestra revolución; colgamos nuestras pecheras de trabajadoras de salud, para reivindicar el cuidado como herramienta de lucha; rompimos la pantalla de la complicidad, para mostrar que los femicidios de las villas no son televisados; cuestionamos el pasado y el presente, para construir un futuro; expusimos la violencia machista, para fomentar una Justicia feminista que pueda escucharnos.

Ayer paramos, para que sea remunerado nuestro laburo y para que dejen de matarnos.

Relacionadas

Fumigaciones
27 junio, 2022

«YO TRABAJO CON LA TIZA, NO CON EL VENENO»

Masacre de avellaneda
26 junio, 2022

JUNIO ARDE ROJO

MASACRE DE AVELLANEDA
26 junio, 2022

MAXI Y DARÍO PRESENTES