15 abril, 2021
, Trabajadoras esenciales

Manden vacunas y salarios para las cocineras comunitarias.

esenciales

Esquivando sin mucha suerte los ruidos de la tele cuando cacerolea la muerte, vemos rociados de incredulidad cómo vacunan con atino y celeridad a las Fuerzas Armadas, mientras tantas compañeras siguen cocinando desamparadas, como cuando empezó la nueva normalidad, bah, como toda la eternidad. ¿Alguna gestión en favor de su protección o en contra de semejante precariedad? Chita la boca, ¡cumpla su presencialidad! Siempre fuera de juego, hoy es la única línea de fuego sin consideraciones ni vacaciones, miles de mujeres exhortadas a sus quehaceres, porque «el Estado manda comida para 10 millones de personas en la Argentina», ¡pero nadie se pregunta quién la cocina! Sobran tribunas, mercenarios, banderas y urticarias: manden vacunas y salarios para las cocineras comunitarias.

Relacionadas

Narcotrafico
23 junio, 2022

Hablemos de narcotráfico

Poesía de Barro
19 junio, 2022

ÁNGEL NEGRO