9 mayo, 2021
, Avellaneda

LOS HILOS DE LA NUEVA GENERACIÓN

Nueva Generación-1

En medio del 2003, cuando Argentina intentaba recuperarse de la crisis económica, los primeros 20 integrantes de lo que sería un proyecto cooperativista se asentaron en el basural ubicado sobre la calle Méndez al 600, en Wilde, provincia de Buenos Aires. Sin nada en las manos más que cinco máquinas de coser y la convicción de generar empleo digno, comenzaron a organizarse. Les tomó dos años conseguir los 25 mil pesos que necesitaban para pagar el lote de tierra donde asentarían las bases y levantarían el espacio físico para la cooperativa textil “Nueva Generación”. Pero poco duró la alegría, porque en el 2011 llegó un abogado alegando que el espacio donde estaban había sido comprado. Desde ese día, transitaron toda una década luchando contra los amedrentamientos, y el 20 de marzo recibieron una cédula de desalojo.

Nueva Generación-2

Aunque pretendan dejar sin trabajo a las 84 personas que actualmente integran el espacio laboral y aunque quieran borrar con el codo 18 años de lucha, este grupo de villeros y villeras no va a descansar hasta que sus derechos sean respetados. Esta resistencia inmutable encarna Alicia Gutiérrez, que fue una de las fundadoras y actual presidenta de la cooperativa: “Juntamos 15 mil firmas y conseguimos apoyo nacional e internacional. En 2012 se votó una ley de expropiación para que nos quedemos hasta 2017. Cuando se venció y pedíamos la prórroga en 2018 nos visitó María Eugenia Vidal, la entonces gobernadora de Buenos Aires, quien nos prometió una extensión de la misma; sin embargo, jamás sucedió. Desde entonces, venimos batallando para que se cumpla”. Esto no frena el proyecto, porque siguen de pie para que avance la causa en el Juzgado en lo Civil y Comercial Nº1 de Avellaneda.

Nueva Generación-3

Es urgente atender este pedido, porque no sólo es un espacio de trabajo en medio de la pandemia y la crisis económica que padece el país, sino también un espacio de contención. Además de las 70 máquinas de coser que confeccionan hasta 10 mil guardapolvos por mes, también tienen un jardín maternal. Ahí mismo, se sostiene el programa ‘Pedagogía 3000’ para las y los niños desde los 45 días de vida. Como si fuera poco, se elabora ropa de trabajo, mamelucos, pantuflas, pijamas, camisas y estampados; además, empezaron a hacer juguetes de apego, unos muñecos y muñecas de trapo que son para hogares de niños y niñas. Llevarse puesto el espacio también significa vulnerar el derecho de todas las personas que lo integran, y es la lucha que Alicia viene dando junto con sus compañeros: “Después de mucho andar, sacamos la media sanción en la Cámara de Senadores provincial, pero nos falta Diputados. Lo que pedimos es a título oneroso; es decir, que nos dejen pagarlo otra vez o que en todo caso nos aprueben la ley de expropiación nuevamente. Este es un espacio reconocido por Derechos Humanos incluso, ¿cómo vamos a dejar que nos desalojen?”.

Entre la dignidad y la convicción,
se sigue construyendo una Nueva Generación.

Nueva Generación-4

Nueva Generación-5

Nueva Generación-6

Nueva Generación-7

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO