25 agosto, 2021
, REPRESIÓN

“LA POLICÍA DISPARÓ AL AIRE PARA METERNOS MIEDO”


* Por Silvia Di Piazza, docente y delegada de Docentes Autoconvocados en el Departamento Capital de Salta.

Es la cuarta semana que estamos de paro y, desde que comenzamos la lucha, sufrimos violencia institucional. El lunes fue un punto cúlmine, porque el gobierno provincial de Gustavo Saénz no quiso recibirnos en una mesa intergremial para negociar mejores condiciones laborales y lamentablemente mandó a reprimir a más de 60 docentes que estábamos acampando pacíficamente frente a la Casa de Gobierno. No les importó absolutamente nada: el jefe de policía, José Ibarra, dio la orden de reprimir.

El panorama se oscureció cuando empezaron a rodearnos policías e integrantes de la Guardia de Infantería. En un momento, las compañeras se dieron cuenta de que los efectivos de las Fuerzas de Seguridad se habían sacado la identificación de los uniformes. Eso encendió una alarma, así que muchas se sentaron en el piso; algunas nos quedamos paradas, entre ellas yo, que no puedo sentarme porque ya estoy grande y luego me cuesta mucho incorporarme. Fue ahí cuando los agentes se colocaron en columnas, detrás de las vallas, y empezó el repliegue: la Policía y el personal de Infantería comenzaron empujarnos y nos pisaron mientras pedíamos, por favor, que no aplastaran a quienes estaban en el suelo y no lograban pararse. No les alcanzó y empezaron a disparar tiros al aire para darnos miedo.
No podemos tolerar más violencia de la que ya padecemos, ¡tenemos colegas que cobran 28 mil pesos! Esto no alcanza ni a rozar la canasta básica que, según el INDEC, en el mes de julio alcanzó los $67.577. Estamos muy por debajo de la línea de la pobreza. Yo tengo 50 años, mi madre ha sido una gran docente en lucha y puedo asegurar que este gobierno es de los más insensibles que he conocido. Hoy, Sáenz está invisibilizando y maltratando a las y los Docentes Autoconvocados que no avalamos, de ninguna manera, el acuerdo realizado en la mesa intergremial sobre nuestros salarios.

Nuestro pedido es claro. Necesitamos un 25% de aumento más sobre lo que se acordó sin nuestro consentimiento, y también demandamos una solución inmediata para las copas de leche que no se están entregando en las escuelas de la provincia. Trabajamos en muchísimas instituciones que tienen comedores, en las cuales están destinando tan solo 56 pesos por niña o niño. Hay muchas familias que ni siquiera tienen para comprar garrafas o leña. Éste es uno de los puntos fuertes que presentamos en el petitorio, pero aún no obtuvimos respuesta alguna.

Al no tener certezas ni dejarnos pasar a la reunión, ayer otras dos colegas más se encadenaron. Éstas compañeras tienen más de 50 años, son abuelas, y están realmente cansadas de ver que este conflicto no se destraba. Frente a este gobierno que no nos escucha, seguiremos en lucha por los derechos de cada docente, resistiendo como lo hicimos históricamente.

https://fb.watch/7Dl6VZHbUe/

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO