21 septiembre, 2021
, Ágatha Félix

ÁGATHA, UNA FLOR ARRANCADA

Ágatha Félix

* Por Fabiana Colman, garganta poderosa de Barrio Fátima, CABA.

La favela Complexo do Alemão
tiene perfume de una vida arrebatada.
Hoy, la mañana regó las calles de dolor
porque floreció un recuerdo imborrable:
hace ya dos años,
cambió nuestra realidad
cuando nos arrancaron
a una piba de 8 años de edad.

La favela perdió un color,
porque las fuerzas de inseguridad
apagaron la risa de Ágatha Félix,
no les importó todo el tiempo
que le quedaba por jugar,
y hoy no hay primavera
que valga para su familia.
Ahora, en el barrio, cuando suena un balazo,
las pibas se deshojan de tristeza,
los pibes se marchitan,
y el barrio tiene miedo.

Cada favela es un rincón de Latinoamérica,
se parece a nuestra villa,
el aire está plasmado de impunidad policial.
Mientras brilla el recuerdo de Ágatha,
por las calles se intentan curar
las espinas que han dejado
los responsables que nos la quitaron.
Ninguna infancia debería ser corrompida,
ni vivir con el terror de encontrarse una bala,
que termine con su vida.

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO