13 septiembre, 2021
, Un año sin Cari

CARINA ESTÁ PRESENTE

Carina Vecina

El 13 de septiembre del año pasado despedimos a Carina, una compañera esencial de nuestra asamblea del barrio Constitución en San Rafael, Mendoza. El COVID-19, profundizado por las condiciones de precariedad y por las dificultades en el acceso a la salud, puso fin a una vida que fue y sigue siendo fundamental en la historia de nuestro barrio.

Cari, como cariñosamente la llamábamos en el barrio, empezó a militar como tallerista del espacio textil que hoy se transformó en la cooperativa «Manos a la obra», una trinchera de la cual ella estaba orgullosa. «Era muy buena compañera, tenía mucha paciencia para explicar las cosas sin ningún problema. Nos enseñaba siempre con calidez y simpatía», recuerda Marta, su compañera del espacio textil.

No la olvidamos, porque sus acciones marcaron el crecimiento de una poderosa asamblea. Maira, referente de la cooperativa, pone en alto su memoria: «Gracias a ella aprendimos a hacer cuellitos, bufandas y los barbijos que hacían tanta falta al comienzo de la pandemia. No sólo nos enseñaba a cortar las telas, sino que nos dió fuerzas y ánimos para conformamos como cooperativa. Ella fue la tesorera, todavía tengo el cuaderno donde anotaba todo con lujo de detalles. Nos dejó una gran ausencia, pero también hermosos momentos y enseñanzas sólidas».

Cari dejó huellas imborrables, y Maca, su hija, da cuenta de esto: «Mi vieja era con su familia como era con la organización: generosa y atenta. Somos cinco hermanos, el más chico tiene 13 años, y hoy se nos hace difícil vivir sin ella. Nos cuesta admitir que hace un año que no está, aunque parece poco tiempo, es una eternidad”. El dolor de la familia es agudo, y sigue presente en la voz de Maca: «Era mi compañera, mi amiga, la persona que estuvo en mis peores y mejores momentos, la que siempre me esperaba con mates, abrazos y besos. La extraño todos los días».

Nuestra Cari tenía diabetes, y todavía no había sido vacunada cuando contrajo la enfermedad. ¿Cuántas Carinas debieron irse para comprender la importancia de las compañeras esenciales, que garantizaban comida y protección para nuestras vecinas y vecinos, ante un Estado ausente? Hoy, nos toca abrazar a Cari y decirle que todavía esperamos sus tijeras mágicas en nuestra cooperativa. Nos queda recordar a nuestra amiga, y gritar fuerte que no queremos perder a una compañera nunca más.

Carina está presente, ¡hoy y siempre!

Relacionadas

Educacion
28 septiembre, 2022

ESTUDIANTES EN LUCHA PORQUE LARRETA NO ESCUCHA

35° ENCUENTRO
26 septiembre, 2022

AYUDANOS A LLEGAR A SAN LUIS

Economía
26 septiembre, 2022

SALTA, LA DESABASTECIDA