17 septiembre, 2021
, Incendio en Madres a la Lucha

ES POR ABAJO

Acá, en el barrio Madres a la Lucha de Río Gallegos, al ladito del vaciadero municipal, con 17 grados bajo cero gritábamos que la temporada de invierno siempre en nuestros barrios significa temporada de incendios. Advertimos que la falta de gas natural nos obligaba a cocinar y calefaccionarnos con leña o con garrafas, que son carísimas. El 2 de septiembre, una placa de la pared no aguantó el calor de la salamandra y del abandono, entonces se quemó nuestro centro cultural Sonrisas Poderosas y todo lo que había dentro. No hubo ninguna persona herida, pero nos mató. Al otro día, aún con lágrimas de impotencia, hicimos una asamblea y resolvimos que no pararía ninguna actividad: hace dos semanas que, en hogares particulares de compañeras y compañeros, sostenemos el comedor, el merendero, las rondas de géneros, la posta de salud, los talleres de formación, el nodo de conectividad y cada espacio que funcionaba en nuestra casa. A través de jornadas culturales que organizamos y las imprescindibles gargantas que ayudaron a difundir, estamos reconstruyendo nuestro rincón.

Así levantamos los cimientos,
con la base de la autogestión.

https://fb.watch/8679B8x3b2/

Relacionadas

Generación Villera
5 diciembre, 2021

Otro grito que se multiplica, por abajo

Generación Villera
4 diciembre, 2021

¿POR QUÉ GRITAMOS?