20 octubre, 2021
, Represión

ANTE LA FALTA DE LUZ, REPRESIÓN

En el barrio La Cariñosa de Rosario, reclamamos de forma permanente los reiterados cortes de luz. Pasó un crudo invierno y la respuesta de la Empresa Provincial de Energía no sólo llegó tarde y mal, sino que en el día de ayer también vino acompañada de represión por parte de la Policía provincial. Desde la EPE Oficial se habían comprometido a instalar subestaciones que permitan mejorar el suministro energético, pero desde ayer hasta ahora estamos sin luz en medio barrio, reclamamos y la Policía de la Provincia de Santa Fe desplegó todo su diálogo: hay varios compañeros golpeados, dos heridos con balas de goma y detuvieron durante cinco horas a otros dos en la Comisaría 21 de la ciudad.
Aunque nos caguen a palos,
seguimos gritando por nuestra dignidad.

Relacionadas

Generación Villera
5 diciembre, 2021

Otro grito que se multiplica, por abajo

Generación Villera
4 diciembre, 2021

¿POR QUÉ GRITAMOS?