29 noviembre, 2021
, Lluvias

No se inunda más

Si te gusta la lluvia, aguantate el olor a mierda. Ese es el mensaje subliminal dirigido a todas nuestras villas por parte del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Cada vez que llueve, se nos enciende una alerta: preparamos secador, trapo de piso y baldes para sacar toda el agua mezclada con barro y la mierda que rebalsa en nuestras casas. Llueve, y ahí estamos, juntando colchones y sábanas porque sabemos que, en cualquier momento, nos podemos quedar sin nada.

Todas las semanas, la tira 2 de Zavaleta tiene el mismo problema: las cloacas desbordan porque las obras de desagüe son insuficientes y están mal hechas. En la tira 7, la situación es insostenible; ahí vive Silvana, que sufre con cada lluvia porque rebalsa la cloaca y genera un efecto dominó: comienzan a inundarse todas las casas aledañas y el agua llega hasta el comedor “Gargantitas”. Para dar la comida, tenemos que entrar con un carro. Nos cansamos de exigir la renovación de las cámaras y una obra que permita descomprimir y apoyar los canales de desagüe ya existentes. El panorama no mejora en la villa 21-24: en la Manzana 18, esperamos más de una semana al camión vactor de la Unidad de Gestión de Intervención Social (UGIS) para que desagote las cloacas. Actualmente, el Gobierno Porteño cuenta con un solo camión vactor y un atmosférico para todo el barrio. Gritamos y golpeamos puertas porque necesitamos ser escuchados.

Es simple:
estamos desbordados.

Relacionadas

Conversatorio
22 septiembre, 2022

FORO POR UNA NUEVA POLÍTICA DE DROGAS

21 septiembre, 2022

Día de la primavera