18 diciembre, 2021
, Violencia de Género

NO NOS CALLAMOS MÁS

* Por Celeste, sobreviviente de abuso sexual en Los Molles, San Luis.

Hoy se cumple un año de la condena de Maximiliano Sanchez y Diego Baez, los responsables del abuso sexual cometido contra mí ocurrido la madrugada del 17 de febrero de 2018, en Los Molles, San Luis. La primera instancia del juicio iba a llevarse a cabo en diciembre del 2019, pero se anuló por falta de pruebas, y se me informó solo 24 horas antes. El proceso judicial se retomó un año después, en diciembre del 2020, y concluyó con una condena de 12 años para cada imputado.

El daño hacia mí, como a quienes me acompañaron en todo este tiempo, perdura hasta hoy. No solo fue un daño que me causaron esa noche, todavía sigue latente en mi cuerpo y en mi ser. Esa noche sentí que me arrancaron el alma, que cada parte de mi se iba alejando. Me preguntaba si iba a volver a sentir el abrazo de mi madre, familia, y amigos. Solo esperaba que se terminara y que todo quedara en esa noche, pero la lucha por recuperar mi integridad física y psicológica continúa. 

En noviembre de 2021, me llegó una carta donde se manifiesta que quienes abusaron de mí tienen la intención de volver a apelar, poniendo en tela de juicio las pruebas que concluyeron la condena y, de este modo, el caso pasaría a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Necesitamos una Justicia feminista, para que no tengamos miedo de que dejen libres a quienes nos abusan.  

Una vez más, vemos cómo este sistema patriarcal atraviesa las distintas instituciones que deberían cuidarnos.

 No quiero que olvidemos estos nombres. Necesito visibilizar mi caso para que no salgan libres, para que nadie más sufra lo que yo sufrí. Sé que hay muchas pibas que no se animan a hablar, a denunciar, que tienen miedo. Y sí, es difícil enfrentarse a los ataques y violencias constantes que supone no callarse, pero más allá del miedo, todas juntas gritamos…

¡NO NOS CALLAMOS MÁS!

Relacionadas

Poesía de Barro
14 agosto, 2022

LA LIBERTAD