4 diciembre, 2021
, Generación Villera

¿POR QUÉ GRITAMOS?

Acá estamos, las cuerdas vocales que empezarán a escuchar en distintos medios de comunicación, con el apoyo del resto de compañeras y compañeros que seguimos organizándonos desde los barrios populares de todo el país. Estas vecinas y vecinos, históricamente silenciados, a quienes nos parieron las cacerolas del 2001, abrazamos el pasado, militamos el presente y sembramos el futuro, construyendo desde lo colectivo, sin agua, ni luz, ni gas, pero con compromiso. Nos mueve el deseo de cambiar la realidad, con dolor y frustraciones, llorando a la pibada que se lleva el consumo problemático y las Fuerzas de Seguridad, acompañando a otras que sufren las mismas violencias que nosotras, sosteniendo los comedores comunitarios que no dan abasto, levantando cooperativas que nacen ante la falta de trabajo digno. Esta moto, que se volvió un colectivo que no entra en ninguna imagen, arrancó para no parar, con un horizonte claro: muchas gargantas poniendo la voz en la agenda tradicional.

Hacia allá vamos.
Y por eso gritamos.