25 enero, 2022
, Jose Luis Cabezas

25 AÑOS, DE CABEZAS

A los que gatillaban la pauta, a los que recortaban cualquier presupuesto, a los que tomaban represalias, a los que enmarcaban la impunidad, a los que retrataban la pobreza, a los que enfocaban en sus ombligos, les hizo frente. Así nomás, con su lente, siempre presente, jamás obediente, desenmascaró al poder y mostró una cara que nadie había podido ver.

Lo secuestraron, pero no se lo llevaron.
Lo torturaron, pero no lo callaron.
Lo asesinaron, pero no lo mataron.

A contraluz del periodismo en declive, su valentía y dignidad quedaron impresas.

Hay un fusilado que vive:
los villeros somos Cabezas.

Relacionadas

Día del Orgullo
28 junio, 2022

ESTE ORGULLO QUE NO SE QUITA

Fumigaciones
27 junio, 2022

«YO TRABAJO CON LA TIZA, NO CON EL VENENO»

Masacre de avellaneda
26 junio, 2022

JUNIO ARDE ROJO