28 mayo, 2022
, SALUD

LA GESTIÓN MENSTRUAL: UN PRIVILEGIO

En los barrios populares, los insumos para la higiene menstrual cuestan más que la comida diaria. 6 de cada 10 personas menstruantes dejamos de comprar estos productos para comprar alimentos. Como sustituto usamos diarios, trapos viejos y algodón. No hay copita que aguante, tampón que contenga ni toallita que absorba. 

Menstruar no se elige, como no se elige el aumento de la canasta básica, los sueldos precarios o la brecha salarial. Los hombres tienen ingresos un 30% mayor que las mujeres -según datos del Observatorio de Políticas de Género de la Nación en 2021- y, según Naciones Unidas, 7 de cada 10 mujeres son pobres.

Exigimos una Ley integral que garantice el acceso a los elementos de higiene menstrual de manera gratuita en los espacios públicos. Necesitamos que el Estado brinde información confiable y accesible sobre el tema. Queremos una digna gestión menstrual, ¡no más tabú ni desigualdad!

Ilustración de Alejandra Lunik. Agradecemos a la Editorial Dargaux.

Relacionadas

Conversatorio
22 septiembre, 2022

FORO POR UNA NUEVA POLÍTICA DE DROGAS

21 septiembre, 2022

Día de la primavera