26 junio, 2022
, Masacre de avellaneda

JUNIO ARDE ROJO

Entre lágrimas y esperanza, sigue cobrando vida la lucha por la dignidad. Ayer y hoy sangre de Kosteki y Santillán.

«A mi como papá, las emociones a veces me superan, me pongo contento porque acá esta mi hijo más vivo que nunca. La llama encendida de los 30 mil desaparecidos y de Darío se mantiene latente. En las distintas provincias hay tantos fueguitos que ojalá un día seamos un gran fuego para terminar con esta mierda de política que nos vive matando, reprimiendo y que no quiere investigar a responsables políticos y los sigue amparando. Son 20 años y sigo pidiendo justicia por mi hijo», Alberto Santillán, padre de Darío.

Relacionadas

Diego Maradona
25 noviembre, 2022

“SIGAN SOÑANDO, QUE SE LES VA A DAR”

Madres de Plaza de Mayo
24 noviembre, 2022

«HEBE: YO SOY DE LA VILLA»