31 agosto, 2022
, Economía

123 TONELADAS DE DESIDIA

Todos los días, nuestras cocineras comunitarias trabajan para alimentar a 40 mil personas en los 148 comedores y merenderos de La Poderosa en todo el país. Para lograrlo, tienen que hacer malabares con lo poco que llega: al día de hoy, el Ministerio de Desarrollo de Nación nos debe 123 toneladas de mercadería y hace 5 meses la plata de las meriendas.

Algunas muestras concretas de la desidia:

  • En Catamarca, hace un mes y medio cerramos el comedor porque los alimentos que entregó el gobierno provincial alcanzaron, literal, para un solo día.
  • En Salta, tuvimos que cerrar cuatro comedores dejando sin comida a casi 1400 personas.
  • En Puerto Iguazú y La Plata no nos quedó otra que abrir menos días a la semana.
  • En La Plata, además, tuvimos que reemplazar la carne por menudencias, al igual que en La Rioja y en Santo Tomé, Santa Fe.
  • En CABA más de la mitad de nuestros menúes no llevan carne y eso repercute en nuestra nutrición.

Según UNICEF, se redujo un 67% el consumo de carne y un 40% el de frutas, verduras y lácteos. Más de 1 millón de niñas, niños y adolescentes se saltean comidas. Nos estamos cagando de hambre: lo dijimos tantas veces que ya no es noticia.

¿Cuántas toneladas pesa la injusticia?

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA