26 agosto, 2022
, REPRESIÓN

BASTA DE GATILLO FÁCIL

Una vez más, nos miran todos ellos, nuestras pibas y pibes asesinados por la represión estatal.

Familiares víctimas de gatillo fácil marcan la cancha como una llama encendida, con un fuerte llamado a la vida, en un contexto donde sobran balas y falta comida. En este mismo país, donde cada 17 horas nos arrebatan a un pibe o una piba.

Desde ahí marchamos, desde ahí movilizamos, desde ahí volvemos a pedir justicia. Por las causas cajoneadas que no llegan a juicio, por los sueños atormentados, por las familias destruidas, por el consuelo irrecuperable, por el futuro de nuestros derechos, por el presente de todos ellos, y por un proyecto de vida que desmantele la lucha en soledad: ¡Nunca más un pibe asesinado por la bala policial!

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO