3 septiembre, 2022
, Argentina

¿CÓMO SE HACE UN MAGNICIDA?

Hace ya mucho tiempo, los feminismos venimos preguntándonos: ¿Cómo se hace un femicida, un transfemicida, un travesticida? Es hora de empezar a respondernos qué hacemos con el odio, de dónde viene y hasta dónde vale todo, con total impunidad.

Por María Claudia, «Negra», Albornoz.

¿Cómo se hace un femicida, un transfemicida, un travesticida? Es una pregunta que desnuda un entramado cultural complejo y tiene responsables. La mayoría de las veces, las responsabilidades se lavan en las aguas del poder político, judicial, legislativo y mediático. ¿Responsabilidad de qué? De la naturalización del odio: de que haya personas a las cuales se les permita odiar de tal manera, que pueden exterminar a alguien por ser mujer o por su identidad sexual.

Hoy deberíamos preguntarnos: ¿Cómo se hace un magnicida? ¿Qué hacemos con las personas que piensan diferente en la política? ¿Cómo se inyecta el odio, ese que llega a la mesa de cualquier familia en el país, a una rueda de amigxs, a la charla en el almacén, a la discusión entre vecinxs o en las redes sociales? ¿Cómo llegan a los ascensores o a las colas de los supermercados esos discursos que se desprenden del Congreso, de las legislaturas, de las horas y horas de televisión, de las radios?

¿Cómo se hace un magnicida?

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA