4 septiembre, 2022
, CHILE

LOS OJOS ABIERTOS

Hoy, el pueblo chileno, acude a las urnas para votar por el Apruebo o el Rechazo a la nueva Constitución. El plebiscito es la oportunidad para sepultar la Carta Magna redactada con las manos ensangrentadas del gobierno militar de Augusto Pinochet.

La Convención Constitucional, conformada de manera paritaria por hombres y mujeres, con bancas reservadas para los pueblos originarios, redactó en un año este nuevo proyecto. Propone un Estado Plurinacional, protección de los bienes naturales y mejores condiciones de vida de la población.

Paulina Bravo González es vecina de Viña del Mar y asegura que la nueva Constitución “marca el inicio de los cambios que Chile necesita, reconociendo las diversas naciones y una postura paritaria para toda la organización del Estado”.

Erica González Norambuena, de la Comuna La Florida en Santiago, tiene 76 años y es parte del grupo “Las Mujeres de la Convención», quienes acompañaron todas las sesiones con apoyo y divulgación de las discusiones que allí se dieron: “Lo fundamental es terminar con esta Constitución añeja que nos ha perjudicado durante 42 años. Se perdieron vidas, se perdieron ojos. Ya estamos cansados, no queremos más corrupción, queremos tener salud, queremos tener mejor educación. Yo no voy a ver mucho de esta nueva Constitución pero sí mis nietos y quiero una mejor vida para ellos. Que lleguen a la universidad”.

Dos certezas envuelven a este plebiscito constitucional: Chile despertó y más temprano que tarde, tendrá una nueva Constitución.

Relacionadas

Pueblos Originarios
24 septiembre, 2022

ESTUDIAR ES UN ACTO DE REBELDÍA

Cromañón
23 septiembre, 2022

EXPROPIAR CROMAÑÓN, CONSTRUIR MEMORIA

LEY DE HUMEDALES
22 septiembre, 2022

LOS HUMEDALES AL CONGRESO