11 septiembre, 2007
,

Teorías Claudiescas (2ª entrega)

teoriasclaudiescas2.jpgPoco importa lo que opine un documento, o lo que crea revelar un calendario sobre el tiempo transcurrido desde el día que nació Claudio. Tampoco hay muchos motivos para creerle al centímetro o a la balanza, cuando dicen que Claudio no es grande. Para La Poderosa, Claudio es un grande, y es un pensador. Maestro sin maestría y alumno con lumen, sostiene aquí su espacio, para hacernos reflexionar.

– Estos guantes no van conmigo, amigo.

En pleno día del niño, la sonrisa inicial del recientemente rubio se desdibujaba en la conclusión de otro de sus silencios. Porque ante cada pregunta, Claudio mira para adentro. Busca, busca, y recién cuando lo cree necesario, responde.
Tal vez por eso, la expectativa sobre su reacción ante el regalo de sus padres, se había acrecentado y la respuesta sorprendía a todos los que esperaban pura euforia.

– Estos guantes no van conmigo, digo.
– Clau, ¿cómo que no van con vos? Te quedan fenómeno, parecen pintados.

El silencio que obliga al replanteo volvió a ser la propuesta del joven guardametas. Entre el desencanto y el suspenso, Claudio completó su mirada, siempre solidaria para con quienes no pueden ver.

– Estos guantes no van conmigo, porque son blancos. Y a los blancos no les gustan los negros.

Entre tantos otros luchadores de una misma utopía, Martin Lüther King y Nelson Mandela fueron protagonistas del rumbo que nos encontró en La Poderosa, donde muchos compañeros juntos sostenemos la lucha por una justicia de todos colores, mientras esperamos que Claudio siga vomitando silencios.

Relacionadas

Conversatorio
22 septiembre, 2022

FORO POR UNA NUEVA POLÍTICA DE DROGAS

21 septiembre, 2022

Día de la primavera