30 diciembre, 2009
,

IV Foro Social LP

Manos que construyen.Podríamos evitar un encuentro interregional de militantes a las 6 de la mañana. Vender una simpática Asociación Civil. Llamarnos “La bondadosa”. Ser un spa progre. Celebrar la irrealidad real de la realidad virtual. Destinar fondos al turismo revolucionario. Filosofar sobre la filosofía de la praxis sin practicar la praxis de la filosofía. Confundirnos los mates con la lucha y la amistad con la militancia. Alquilar el trabajo comunitario. Pasearnos por los canales de televisión, promocionando la inercia de los pueblos subyacente en la beneficencia mediática. Creerles a los medios. Creer que son medios. Comprarles sus miedos. Anclarnos en la lucha de un solo barrio. Construir escaleras con los huesos de los pares. Segregar la patria grande. Auspiciar la comodidad. Negociar la identidad. Cagarnos en la historia. Estimular la fragmentación. Apostar al individualismo. Dormir un poquito más. Podríamos, si no fuéramos La Poderosa.  

A las 6 de la mañana, empezó el IV Foro Social de La Poderosa, abierto a todos los militantes de Córdoba, Buenos Aires, Tucumán y Chubut y enmarcado en las jornadas de trabajo voluntario que representó el cierre de año de las actividades infantiles en el mar de Chapadmalal. La trasnoche de los peques y la sucesión agitada de actividades hizo el hueco matutino para la gran asamblea y las cooperativas volvieron a ser estrellas. El III Foro Social, realizado en Córdoba en el mes de junio, había presentado la opción del trabajo cooperativo en el ramo alimentario y en la organización de eventos deportivos, para atacar el virus del desempleo y fortalecer la economía popular. Sin reforma agraria a la vista, ante la necesidad de responder a problemáticas florecidas, sin perder de vista sus raíces, surgió el emprendimiento decidido de inclusión laboral mediante una red interregional de cooperativas, de cara a un futuro cercano. Muy cercano: ya funcionan las Cooperativas Poderosas en Córdoba, Tucumán y Buenos Aires.

Unidad latinoamericana.La unidad interregional y la dinámica expansiva de La Poderosa, como movimiento político alternativo a las batallas partidarias, parecía un buen párrafo de panfletería politiquera algún tiempo atrás. El último enero, sin ir tan lejos, un puñado de cuadros cordobeses, tucumanos y porteños planificaban con optimismo un 2009 poderoso, que no vaticinaba un vértigo semejante. La incorporación reciente del foco Trelew no sólo iluminó el foro, sino que además clarificó el aprendizaje colectivo del esfuerzo destinado a forjar los cimientos del foco de Rosario, diluido en su propia egolatría academicista que consolidó aún más nuestra identidad innegociable.
El encuentro de militantes extendido cuatro días facilitó también la formación de amplios espacios de intercambio entre referentes de talleres y proyectos específicos de la organización en distintos puntos geográficos, con su lógica diversidad cultural, pero dentro de una estrategia compartida, que junta fuerzas para mañana, pero pulseando hoy, como pulseó ayer para que el enano y su hermano volvieran a compartir un techo. Y una vida.
Más de cinco horas duró la ronda de militantes que despidió un año explosivo. Fue a inicios del 2009, cuando el Foro Social pisó Chapadmalal por primera vez, obligando a la intervención del Estado y avanzando también en su ausencia, con recursos y herramientas de una sociedad civil que no encuentra lucro económico, ni personalista en el colectivo. Sólo pasó un año calendario y mil días históricos.
También en 2009 se reestructuró La Poderosa Buenos Aires, para facilitar el crecimiento de las comisiones de Economía y Comunicación, a la par del desarrollo de nuevos focos en la villa 21-24, en la 31 bis y en las ranchadas de Capital.
Las asambleas vecinales semanales, en todos los barrios poderosos, recibieron este año a los primeros egresados del plan de alfabetización Yo Sí Puedo, brindado por La Poderosa, mientras que la Operación Milagro extendida por Cuba se amplió con el aporte de socios que dieron inicio a la Campaña de Visión Poderosa, que permite sortear las barreras visuales en los procesos formativos de educación popular, sin negociar el silencio ante empresas o gobiernos de turno.

Mes a mes, cumplimos nuestro segundo año de constancia y compromiso entre los focos provinciales, saldando el programa de reuniones mensuales entre referentes regionales. Y también este año se agilizó nuestra página de internet, con la actualización diaria, que incrementó en un 500% el número de lectores de la realidad que escribimos, y construimos, mientras algunas de nuestras notas se filtran en periódicos ajenos al campo popular, ofreciendo por acción u omisión una plataforma de alcance masivo para la difusión de ideas que difícilmente anunciarían en primera persona los clarinetes de La Nación.

Diversidad cultural.Desde el Fútbol Popular, no sólo se sostuvo la metodología creada para incentivar la articulación de organizaciones, con diversas identidades religiosas o partidarias, en un proyecto común de educación popular y desarrollo comunitario, sino que además se concretó una respuesta contundente a la satanización de la pobreza encarnizada en la televisión, a través de un festival escrache en la puerta de América TV.
La Poderosa Córdoba quintuplicó su trabajo territorial, mientras La Poderosa Tucumán impulsó una convocatoria masiva con el mancomunado esfuerzo interprovincial. Y entre tanto, los pibes de Zavaleta viajaron a Caviahue para esquiar en la nieve, regalando una postal del poder popular que han sabido construir sin ponerle precio a su dignidad.
Se fue Kevin, en el 2009, con sólo cuatro años. Y ahora está ahí, viviendo en la plaza Kevin que sus vecinos de Zavaleta construimos con las rifas y el trabajo comunitario de los que necesitamos verlo reír. Juntos lo hicimos, como ahora le estamos poniendo historia a los pasos que damos, con las asambleas en cada cuadra que van convirtiendo en calles a las tiras del barrio, no para ponerle curitas a las grietas de un Estado ausente, sino para tomar fuerzas desde nuestra propia identidad. Ahí, donde era la tira 6, es ahora la calle Ernesto Che Guevara. Y allá, donde Kevin se despidió, se lee grande el cartel de la calle Kevin, intersección con Unidad latinoamericana y Poderosa fuerza de los vecinos.

No somos unos pocos puñados ya. Somos muchos puños. Cada una de las reuniones mensuales de convocatoria en Buenos Aires, a lo largo de 2009, contó con más de 80 compañeros nuevos y también crecieron notablemente los focos de Córdoba y Tucumán, que ahora sostienen el nacimiento del foco Chubut, ya con la personería jurídica que valdrá de herramienta para gestionar recursos y avanzar entre sus normas, imponiendo las nuestras.
La dinámica de la acción y la reflexión, entre la educación popular, los talleres de oficio, la politización de la sociedad paralizada, el mirador de un mundo ciego, la reivindicación de la lucha cubana, el trabajo en cooperativas y la articulación orgánica, afianzó a todos y a cada uno de los focos, que ahora disfrutamos en ronda del primer chapuzón en el mar de los chicos de Tucumán.

Tantos puños que son uno.Podríamos edificar la unidad del campo popular. Pelear juntos contra el asistencialismo que asiste al genocida. Detonar la lógica punteril que riega la corrupción. Resguardar al medioambiente, con otros medios, con otro ambiente. Trabajar cooperando, sin explotación. Alentar la unidad latinoamericana. Respetar la diversidad cultural. Sembrar conciencia complementando a la lucha partidaria sensata y a la religiosidad popular. Reivindicar los lazos sociales, por encima de los virtuales. Proyectar el futuro sosteniendo nuestra historia. Tomar la posta del movimiento latinoamericanista que no empezó con nosotros, ni con nosotros terminará. Filosofar sobre la revolución que estamos haciendo. Encontrarnos para repudiar al aislamiento. Alimentar la visión ante tanta alienación. Cambiar dormir por soñar, a las 6 de la mañana. Podemos. Somos La Poderosa.

Relacionadas

CHILE DESPERTÓ
26 octubre, 2020

LA HORA DEL PUEBLO

CHUBUT
25 octubre, 2020

UN PUERTO SIN AGUA

NO TE OLVIDAMOS CHINITA
25 octubre, 2020

SABINA, SEGUIMOS POR VOS

1 Comentario;

  1. Ocuparse es una palabra imponente, supone, a mi entender, dejar de lado la teoría y empezar a utilizar la práctica como principal herramienta de acción y de cambio, y en La Poderosa los ejemplos de acción y de cambio sobran por todos lados. Es un crecimiento constante el que observé en estos tres meses, (que nada son comparado a los cinco años de camino), en el que se vencen miedos generados desde afuera y a conveniencia, y se vencen de la mejor forma, desafiándolos. Luchando contra nuestra propia traición, ayudando a quienes sé que se puede ayudar, no sólo brindando apoyo escolar a chicos, que era la intención que me hizo cruzarme con este destino, sino ofreciéndoles un ejemplo distinto al que están acostumbrados. Y no sólo atendiendo las necesidades mas urgentes de los barrios, sino sabiendo que ellos se dan cuenta del gran poder que tiene la unión combatiendo los conflictos en común.
    Lo más hermoso es que todos, desde los militantes, los chicos de los barrios, los vecinos, los socios, absolutamente todos, formamos parte y justificamos el orgullo que se siente ser parte de La Poderosa.
    Es poderosa, mucho más poderosa de lo que imaginé en un principio.
    Y es cierto. El simple aleteo de una mariposa en un rincon del mundo, puede generár un tifón del otro lado.

Los comentarios están cerrados.