2 enero, 2011
,

La voz del barrio

Es la voz del barrio.El cielo de la tarde del domingo se abrió como se abrió La Garganta, para empezar a gritar las verdades de los pueblos acallados desde siempre. El silencio se rompió en el festival de lanzaNOmiento de la primera revista villera ideada, escrita, fotografiada, ilustrada y distribuida por los vecinos, porque el Consejo de Dirección lo conforman todos los compañeros, de todos los barrios, de todas las asambleas de La Poderosa en América Latina. Desde ahora, y siempre, retumbará la voz de los barrios que ya no dejará de hacer ruido.
Sobre la base de la calle Ernesto Che Guevara, Zavaleta, más de 600 personas recorrieron una jornada histórica para llegar a la sala de redacción y fotoacción, y por fin poder ver, escuchar y sentir, la explosión de La Garganta. Con todos los barrios poderosos, conscientes, convencidos y en movimiento, la Plaza Kevin, siempre colorida, desde temprano se vistió con emoción, globos, guirnaldas, banderas, música y los aromas latinoamericanos que cocinamos y saboreamos juntos. 

El terror se basa en la incomunicación.
Larga fue la lucha para que pudiéramos tomar la palabra, y larga fue la fila para que todos pudieran conocer “La Garganta de los Barrios”, donde ilustrador, redactores y fotógrafos, entregaban en mano la primera edición y se encargaban de pintar, contar y mostrar cómo había nacido la revista, desde el trabajo comunitario y el compromiso de las asambleas. Las imágenes aturdían desde la pared del patio que en su cielo escribe con Rodolfo Walsh que “el terror se basa en la incomunicación”. El tejido de diferentes lenguajes construía y reconstruía los inicios de la revista y de las tierras que la germinaron: Zavaleta, la Villa 21-24, la 31 Bis, Fátima, Rodrigo Bueno y las ranchadas de Capital, en Buenos Aires; Diagonal Norte, en Tucumán; Bajo Yapeyú, en Córdoba; el Barrio Amaya, en Chubut; y toda América Latina.
Antes de recibir el grito de libertad desde la tapa con la boca bien abierta de Román, hasta la contra en que el 10 pide silencio hospital para el periodismo enfermo, todos los que el domingo dejaron y se llevaron lágrimas, alegría y sentimiento, todos, supieron cómo las asambleas barriales impulsaron el proyecto de comunicación popular, utilizando sus recursos para sostener las becas formativas de los integrantes de la revista en los dos meses previos al lanzamiento y bancar la impresión de los 3000 ejemplares del primer número. Además, también se enteraron que a partir de ahora, la cooperativa será autosustentable y generará recursos para que mismas rondas barriales que la parieron se fortalezcan con la posibilidad de generar cooperativas de distribución para cuando, en marzo, la tirada sea de 10 mil revistas. Así, entonces, aportará más y más nafta al financiamiento comunitario.

Es la voz del barrio.“No hay ni habrá dependencia de anunciantes ni distribuidoras”, anunciaba Oscar, redactor del barrio Rodrigo Bueno, antes de que el trayecto finalizara en el corazón de las cuerdas vocales de las villas. En la sala de redacción que enciende nueve computadoras con la energía de una vieja Olivetti y una añeja máquina de fotos colgadas en las paredes junto a la potencia de las imágenes del Che, de Walsh, de Miguel, de Mugica, de Santoro, de Cortázar, de Galeano y del faro de la bandera cubana resplandeciente.
Allí, donde late y toma su forma la revista, se explicaba la importancia de tener un medio de los barrios para los barrios: “Revolviendo la historia no encontramos a ningún periodista villero. No es casualidad. Con La Garganta empieza a cambiar todo eso. Ahora nos van a tener que escuchar”, explicó Williams, escritor de la cooperativa. A la salida, con Zavaleta de fondo, el público que se retiraba con la revista se quedaba para el acto y se guardaba una consigna: “Haga circular esta información”.
Cada uno de los espacios del recorrido fue comandado por los mismos protagonistas que pensaron, escribieron, dibujaron e hicieron fotos para la revista. Mientras desfilaban cientos de personas por la redacción, en el escenario se leían las adhesiones de organismos de Derechos Humanos y de distintas personalidades de la comunicación, el deporte y el arte, con la música que sonaba fuerte y constante. Y poderoso fue el momento en que los comunicadores de la revista subieron al escenario, con remeras de países latinoamericanos, porque “todos somos hermanos”. Desde abajo, las voces no paraban de gritar y de alentar con canciones y banderas a todos los integrantes, a todos los barrios, a toda la familia de la patria grande.

Es la voz del barrio
“La militancia es como el amor de una madre a un hijo: infinita”, emocionaba Dada, desde la 31 Bis, pensador cooperativo y animador de la jornada. A los mismos tablones subieron, entre otros, Enriqueta Maroni, madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, el atleta y militante Martín Sharples y Elvira, hermana del deportista y luchador desaparecido Miguel Sánchez, para compartir sus palabras de adhesión a la causa. “Estoy agradecida por estar hoy acá, viendo cómo tantos jóvenes siguen soñando y haciendo lo mismo que hacían nuestros hijos. Esta garganta que nace hoy, la voz de los barrios, tendrá siempre una única palabra: la verdad. Las voces de los silenciados ahora se van a escuchar”, expresó Maroni. Mientras que Sharples agregó que “estas son voces que nacen de los barrios. No de gente que habla sin siquiera pisarlos. Estas voces nacen para cambiar eso. Durante las dictaduras nos cerraron 30 mil gargantas y hoy abrimos muchas más». Y todas las bocas presentes se abrieron: “30 mil compañeros desaparecidos, presentes. Ahora y siempre. Ahora y siempre. Ahora y siempre”.
Desde sus páginas, la revista aseguraba que La Garganta cantaría y reiría, además de gritar. Y así, el domingo terminó, aunque “esto es un punto de partida”, entre sonrisas y lágrimas, con la música, la letra y el ritmo de los guitarreros de Zavaleta. Esos mismos músicos populares que podés encontrar en la revista junto a Joan Manuel Serrat o en el taller de guitarra de La Poderosa Zavaleta, hicieron cantar, sonreír y gritar a las más de 600 gargantas con “La voz de los barrios”:

Miren todos,
ya está lista.
Es la voz del barrio.

Oigan, no hagan
oídos sordos.
Es la voz del barrio.

Escribo un poema
y ya no hay forma
de que me lo vengan a manchar.

Ya no hay excusa
la voz es tuya.
Es hora de que empieces a gritar.

Respiren hondo
verdades crudas
de la voz del barrio.

Miren todos,
ya está lista.
Es la voz del barrio.
Es la voz del barrio…

Relacionadas

Narcotrafico
23 junio, 2022

Hablemos de narcotráfico

Poesía de Barro
19 junio, 2022

ÁNGEL NEGRO

5 comentarios sobre «La voz del barrio»

  1. felisidades y grandes exitos susesivos, me hace muy frliz poder leer notas y esta revista con un punto de vista que ha roto con paradigmas historicos que nos mostrsvan algo que no existia.
    FUERSA Y PERSEVERANCIA EN ESTE NORTE EL FUTURO ESTA EN USTEDES

  2. ESTRUENDOSO GRITO

    Son las eternas contradicciones que recorren mis venas. Una forma instituida… una ilusión latente.

    Tenía pensado tomar unos mates con un compañero y embriagarme de su relato de la magia acontecida el primer día de este año, cuando La Garganta Poderosa sacó su primer tirada, cuando se llenaron de lágrimas los ojos de aquellos que empiezan a despertar su conciencia.

    Pero no, La Poderosa por fin empieza a estar en la garganta de quienes tienen la obligación moral de comunicar su existencia, su verdad, y mi amigo no paró de hacer lo que siempre hace, trabajar.

    Y así comenzó el primer día (espero no sea el último) que llegué a Zavaleta, con un grupo de vecinos y compañeros de la organización esperando las cámaras… esa tarde Canal 7 pisaría su barrio.

    Inmediatamente se me acercó Ayelén y me hizo sentir la más cómoda de las comodidades, me hizo sentir parte.

    Mis ojos se desparramaron, El Principito, El Che, Mafalda, Las Manos de Americalatina, Grafitis, Frases, La Placita, .. y niños y jóvenes redactores… y vecinos viendo de qué manera poder ayudar… y galletitas y gaseosas que no paraban de compartirse.. porque ahí se comparte, se convida, se solidariza…

    Mis ojos claro! se desparramaron.. y mi alma… mi cabeza… mi esperanza.. no dejaron de llenarse en un sólo momento.

    Gracias por tener la voz, la fuerza, el coraje, el sentido. Gracias por compartirlo. Gracias por ser y estar!!!

  3. se me puso la piel de gallina…me encantó el proyecto
    es más…reenvié esta pag a mis contactos con el mail que les copio a continuación:

    quiero compartir esto que me resultó muy interesante

    http://localhost/lapoderosa/?p=7985

    es verdad q las villas en Argentina no están vistas con buenos ojos
    de hecho soy de las q las critican muchas veces
    xq lamentablemente está llena de gente q no es de la mejorcita

    pero (aparte de los que se puedan conocer), acá se demuestra q no toda es «gente de mierda»
    hay d los buenos
    y merecen una oportunidad

    espero q les vaya bien

  4. felicitaciones!!
    de corazon! gran logro para que nos empecemos a escuchar todos un poco mas!
    ingrid

Los comentarios están cerrados.