14 mayo, 2013
,

20 años después, mejor decir que callar

¡Urbanización ya!

Aunque sea una historia individual, la lucha y la conquista de un vecino nos sirve en este espacio de comunicación comunal, para evidenciar los desechos que arrojan en el camino a nuestros derechos. Pasó 20 años de batalla, el “Chile”, soportando las condiciones inhumanas de un sistema canalla, que lo tuvo dos decenas de inviernos sin estufa, ni ornalla, en un rancho de madera, con piso de tierra adentro y afuera, entre cables pelados como su billetera. Se acostumbró a inundarse cada vez que llovía, cuando el techo digno parecía una utopía… Pero la utopía, dice Galeano, sirve para caminar. Y entonces el tipo empezó a andar, pegando gritos por todos lados, para despertar a los legajos que dormían encajonados. Se cansó de llenar planillas, pensadas por gente que jamás pisó las villas. Resistió, resistió, resistió, y los cagó. Contra todo pronostico especulado, el “Chile” consiguió regularizar su derecho a la vivienda el mes pasado. Por fin, demolieron la casilla donde vivía, para construir allí una casa de material, que también será un faro para todos los que luchamos por la justicia social.

Relacionadas

RODRIGO BUENO
21 abril, 2022

¿Y LA RELOCALIZACIÓN PARA CUÁNDO?

Comedores
6 abril, 2022

COMIDA PERDIDA POR NEGLIGENCIA

Salud
26 enero, 2022

ACÁ NO SE RINDE NADIE