11 mayo, 2014
,

A 40 años: «Meditación en la Carpa Villera»

Nuestro Padre.Padre, perdónanos por habernos acostumbrado a ver que los funcionarios que parecen tener una cara, tengan dos;

Padre, perdónanos por habernos acostumbrado a dormir en el obelisco; nosotros pudimos venir, ellos no;

Padre, perdónanos por haber aprendido a disfrutar el olor de las sopas hervidas, con las que logramos dormir y ellos no;

Padre, perdónanos por encender el generador y olvidarnos de que ellos igual no nos ven;

Padre, nosotros podemos hacer huelga de hambre y ellos no, porque son los que hacen hambre con su huelga;

Padre, perdónanos por decirles “no sólo de bicisendas vive el hombre”, y luchar con todo para que se rescaten;

Padre, queremos que nos valoren por nosotros y no por ellos. Ayunos no.

Padre, soñamos no morir por ellos: apostamos a vivir con ellos.

Padre, sabemos que estarás con nosotros a la hora de la urbanización. Ayúdennos.

Tus hijos.


Relacionadas

MEGAFLEX
2 diciembre, 2022

¡LOS TRABAJADORES NO NOS VAMOS NADA!

Fuerzas de Seguridad
29 noviembre, 2022

LA POLICÍA Y SU COSTUMBRE DE DISPARAR

GATILLO FÁCIL
17 noviembre, 2022

LOS MUNDIALES QUE LE ROBARON A LUCAS