23 septiembre, 2014
,

Amor propio

Amor propio.Entre todas las vidas que podemos defender y todas las muertes que debemos padecer, una ley se está escribiendo con sangre de mujer. Educación sexual, para decidir. Anticonceptivos, para prevenir. Y aborto legal, para no morir. “Si yo voy a parir, yo voy a elegir”, grita la piba sin aires de diva, porque diga lo que diga la religión, cada una debe ser dueña de su decisión. La sociedad debe respetar y el Estado debe garantizar, porque “miles de chicas mueren al abortar”. Sin vender falso progresismo, ni mediático cinismo, ni solemne impostación, Sofía rompe los lugares comunes de la televisión, aunque los paladines de las represiones polemicen sobre sus adicciones, mucho más que sobre sus actuaciones: “Algunos se la pasaron mintiendo, sin saber un carajo de lo que estaba sufriendo”. Criando a Helena y soñando a Dante, que todavía habita esa panza gigante, hoy mira para adelante a cada paso que va dando, relegando el plan berreta que le sugerían tantos otros… La hija de Moria Casán vive en el mismo planeta que nosotros.

Relacionadas

Nodos digitales
21 abril, 2021

Contagiá conectividad

Trabajadoras esenciales
15 abril, 2021

Manden vacunas y salarios para las cocineras comunitarias.

2 comentarios sobre «Amor propio»

  1. Y yo me pregunto, por el cuerpo de quien esta adentro tuyo quien mierda decide? Quien le da la posibilidad a ese cuerpito de vivir o morir? Solo porque depende de vos para vivir y a vos no se te canta el 5° forro del culo seguir adelante con esa vida la vas a matar? No hablemos de casos extremos, hablemos del mas comun que es la irresponsabilidad de tener sexo sin profilactico ni pastillas, porque vas a querer matar a una personita por ser irresponsable, pasarla bien un rato y no querer bancarte tu error por 9 meses… O por mucho mas tiempo…

  2. Hay pendeja descerebrada, tienes razón en decir «en mi cuerpo decido yo» mucha mucha razón:
    Pero acaso la criatura o el ser viviente que se gesta dentro de ti, ¿no tiene el mismo derecho?
    Ese ser indefenso también tiene el derecho de pedir y decir «en mi cuerpo decido yo»..
    Que ironía nooo?
    Y tu estas decidiendo por el…
    Te lo dejo como tarea…

Los comentarios están cerrados.