1 septiembre, 2015
,

Los mató, pero no tanto

A contramano de la impunidad que mató a Luciano, la Justicia había mandado a prisión a todos los asesinos de Jere, Mono y Patóm, pero la Cámara Penal prefirió vomitar sobre esa condena original, volviendo a enchastrar al sistema judicial: hasta ayer, Brían Sprío estaba pagando con «28 años» de reclusión. Y hoy debe estar paseando, si no se quedó en casita mirando televisión.

Relacionadas

URBANIZACIÓN YA
15 enero, 2021

CADA TORMENTA, OTRO TORMENTO

Dengue
26 diciembre, 2020

¡CÓMO PICA LA INDIFERENCIA!

Estallido social
21 diciembre, 2020

TODO ESTÁ GUARDADO EN LA MEMORIA