1 septiembre, 2015
,

Los mató, pero no tanto

A contramano de la impunidad que mató a Luciano, la Justicia había mandado a prisión a todos los asesinos de Jere, Mono y Patóm, pero la Cámara Penal prefirió vomitar sobre esa condena original, volviendo a enchastrar al sistema judicial: hasta ayer, Brían Sprío estaba pagando con «28 años» de reclusión. Y hoy debe estar paseando, si no se quedó en casita mirando televisión.

Relacionadas

Narcotrafico
25 octubre, 2022

NUESTRO GRITO COTIDIANO

NARCOTRÁFICO
24 agosto, 2022

LAS BALAS NOS PASAN CADA VEZ MÁS CERCA