1 septiembre, 2015
,

Los mató, pero no tanto

A contramano de la impunidad que mató a Luciano, la Justicia había mandado a prisión a todos los asesinos de Jere, Mono y Patóm, pero la Cámara Penal prefirió vomitar sobre esa condena original, volviendo a enchastrar al sistema judicial: hasta ayer, Brían Sprío estaba pagando con «28 años» de reclusión. Y hoy debe estar paseando, si no se quedó en casita mirando televisión.

Relacionadas

Rosario
24 junio, 2022

UNA DEUDA CON LA HISTORIA

Cultura
23 junio, 2022

BERLÍN NO CIERRA: SE TRANSFORMA