19 enero, 2016
,

La vida es bella

A espaldas de casi todos los canales, la Asociación de Trans y Trabajadorxs Sexuales había denunciado una agresión aberrante contra una laburante de Bariloche, en otra clásica emboscada del turno noche. Víctima de la misma persecuta, por trans, por negra, por puta, hace dos días hirieron con un arma de fuego y ante el mismo periodismo ciego a una amiga de La Poderosa rionegrina, en otra brutal paliza clandestina. Pero ayer, por si quedaba alguno sin entender, en otra informal cacería silenciosa, apareció muerta Bella Antonella Inostroza, una trabajadora sexual que también hacía trabajo social en el barrio Centenario. Y ustedes creerán que no, que la Policía no hizo nada, pero sí, ya interrogó a nuestra compañera baleada… Pues aparentemente, ciertas muertes no garpan como primicia, ni como noticia, ni como parte del plan que proponen sus asesinos. Por eso, mañana a las 19 marchamos todos los rionegrinos, desde Avenida Roca y Tucumán, contra la mano dura del que dirán y contra ese silencio que sigue matando a la diversidad. No se trata de diferencias. Se trata de la igualdad.

Relacionadas

Femicidio
26 julio, 2022

Cinco años sin Johana

Día del Orgullo
28 junio, 2022

ESTE ORGULLO QUE NO SE QUITA