23 febrero, 2016
,

Marcha por la urbanización: 9 HORAS

De Zavaleta a cualquier rincón del planeta, la garganta de Vanesa Orieta trae a Luciano, así como Angelica invoca a Kiki Lezcano y así como Alejandra expresa su sentimiento hecho grito, para volver a sentir el aliento de Luisito, que nos empuja a luchar por él, en esta ruta compartida con Pablo Pimentel. Por todos ellos, estás escuchando a la villa que grita. Y también por ellos, acá está marchando Norita: “Mi hijo Gustavo, que militaba en la 31, ya luchaba por la urbanización en ese entonces, hace más de 40 años, como si fuera difícil entender que un techo digno resulta elemental para el desarrollo del ser humano”.

Ahora: Cuba y Juramento.
Ahora: Cuba y Juramento.

 

Relacionadas

Espacios Verdes
15 septiembre, 2022

LA SIMULACIÓN NO PARA: EL CEMENTO TAMPOCO

Kevin
7 septiembre, 2022

TE EXTRAÑO TODOS LOS DÍAS, KEVIN

Kevin
7 septiembre, 2022

¡KEVIN, PRESENTE!