21 marzo, 2016
,

Sí, se puede

Si tenés una Ciudad, si tenés impunidad, si tenés hipocresía, podés inventar una Policía, auspiciar su desobediencia, dejarla jugar, entregarle una licencia para matar, negar un pibe baleado, cambiar el repertorio, dejarlo tirado en un hogar transitorio, manipular una estrategia, invisibilizar su cuadriplejia, discutirlo en otro momento o señalarlo como violento. Pues bien, si tenés donde pasar el invierno, si aún tenés simpatía por este gobierno, si tenés buena voluntad, podés interpelar al Ministerio de Seguridad, preguntar si ya lo llamaron, cuestionar la versión que inventaron, recordar que Lucas es padre, pensar un poco en la madre, valorar su esfuerzo diario, celebrar que siga en el secundario, avanzar hasta el fondo del meollo, reclamar que lo reciban en Desarrollo, poner buena fe, sacarte la venda o pedirle al IVC que les garantice una vivienda. Ahora, si tenés desazón, si tenés corazón, si tenés la posibilidad, podés sumar tu solidaridad, transformar los sentimientos en acción, costear los instrumentos de la rehabilitación, colaborar para rehacer su futuro, ayudar a una mujer sin laburo, abrazar a su hermanita, aportar algo de guita, levantar bien la voz, desnudar a los que mintieron y demostrarles que no, que con vos no pudieron.

Relacionadas

FRÍO
23 mayo, 2022

LA PATRIA NO ESTÁ EN LA CALLE

Urbanización
19 mayo, 2022

LA SIMULACIÓN NO PARA

Ramona Medina
17 mayo, 2022

LA ESPERA QUE NO ESPERA