27 junio, 2016
,

Debut a toda garganta

Este 25 de mayo, además de festejar a la Patria, festejamos el inicio del comedor Gargantitas. Desde el espacio de música pensamos que era momento de ofrecer una mano. Pero ¿qué podíamos hacer?

 

Por eso arrancamos a practicar. Ensayábamos uno o dos temas, tres por si acaso nos sobraba tiempo. Hablamos con los otros barrios donde está la Poderosa, que también tienen espacios musicales.

 

Comenzamos sin saber por dónde. Aunque no saludamos, los primeros acordes de la guitarra dieron la bienvenida a todos. Cuando terminamos la primer canción, el sonoro aplauso nos dio mucho valor para tocar una más. Ahora, con la más difícil de las canciones, llenamos de lucha las calles de Zavaleta. “Ojalá se te acabe la mirada constante…” y el eco del público nos alegraba las gargantas y los corazones. En ese momento no solamente éramos 3 pibes de Fátima, éramos todos los barrios juntos.

 

Tres canciones bastaron para emocionar el alma de los asistentes. Muchas sonrisas y saludos al bajar del escenario. Nosotros, los chicos de los espacios musicales de La Poderosa, somos pocos ahora y nos preguntamos: si sumamos muchas manos ¿qué tan lejos podemos llegar?

Relacionadas

Urbanización
23 febrero, 2022

EN UN CUMPLE

FÁTIMA
5 febrero, 2022

JHANA TE NECESITA

Casa de las Mujeres y Disidencias
12 diciembre, 2021

FLORECEN LAS RESISTENCIAS