28 junio, 2016
,

Miles de lunas pasaron

En diciembre del 2015, se produjo un importante incendio en la casilla donde se encontraba el transformador del Barrio San Blas, de la Villa 21-24. Para las fiestas los vecinos pusimos una luz provisoria desde otro sector pero, como no aguantaba, reclamamos ante Edesur para que pusieran un móvil de emergencia a combustible hasta que llegara lo que nos correspondía.

Además de pasar año nuevo a velas, el generador traído no aguantaba el consumo del verano, por lo que todos los días se cortaba la energía: muchos de nosotros perdimos varios electrodomésticos.

 

En un momento, trascendió que había llegado un transformador para el barrio, pero nunca fue instalado ni se sabe su destino. En definitiva, la cuadrilla, Edesur y UGIS (Unidad de Gestión de Intervención Social) nos tienen como pelota de tenis desde hace más de 7 meses, reparando una y otra vez el móvil provisorio. El calor se aguantaba, pero no podemos permitir que tantas familias pasen este invierno que ya llegó hace rato: hace frío y estamos lejos del transformador, mientras las autoridades correspondientes se “olvidaron” de nosotros. No les importan los niños, los abuelos, ni los enfermos, ni que muchos no puedan sostener su fuente de trabajo como los costureros, herreros, carpinteros, carniceros o kiosqueros.

 

Estos últimos días y en particular desde este fin de semana que se largó la lluvia la estamos pasando mal. Llamamos a la UGIS y nos dicen que ya avisaron a Edesur. Llamamos a Edesur y nos dicen que le corresponde a la UGIS. Nuestros días parecen cronometrados pues desde las 20:00 no hay luz, vuelve a la medianoche, se va de madrugada y vuelve a la mañana. A eso de las 15:00, se vuelve a ir.

 

Es importante añadir que la estufa hace falta pero el agua también. Además de no alcanzar para muchos vecinos, se dificulta utilizar motores que suban agua a los tanques, muchos no llegan a cargarlo o se les quema su motor por la ida y vuelta de la energía. A diario rogamos por una luz precaria para tomar agua precaria: es una vergüenza, puesto que como barrio nos corresponde un transformador, que esperamos hace medio año.

Relacionadas

FEMICIDIO
29 enero, 2022

«VOS TAMBIÉN, MILI, SEGUÍS ACÁ»

Lluvias
29 noviembre, 2021

No se inunda más

ELECCIONES
15 noviembre, 2021

MI PRIMER VOTO