25 noviembre, 2016
,

La gorra tandilense

 

A todas las necesidades que tenemos que sufrir, se le suma la persecución a los pibes del barrio por usar visera. Agus, Joaco y Oscar fueron hostigados por dos oficiales de la policía local, mientras pasaban con sus bicicletas bien cerquita de Villa Cordobita. ¿Qué pasó? Lo de siempre: los oficiales insinuaron que las bicis eran robadas, llamaron a cuatro patrulleros y a un policía bonaerense. Además de toda la maniobra absurda, la oficial afirmaba: “No queremos poner tu palabra en duda, pero ¿de dónde la sacaste?”. Después del mal momento vivido, que podría haber terminado mucho peor, a fuerza de gritos vamos a abrir mentes: ¡No por tener visera somos delincuentes!

 

Denunciando esa perversa seguridad sin control popular, que en complicidad con los medios, nos persigue y nos engaña, nos juntamos el 26 a las 16, en Rodríguez y España. Y desde ahí, seguimos un camino que comenzó en Córdoba, que continúa en Cordobita y que nunca se borra: ¡Tandil tiene su primera Marcha de la Gorra!

 

 

Relacionadas

Urbanización
29 diciembre, 2021

EN VILLA CORDOBITA SEGUIMOS SIN AGUA

29 noviembre, 2019

Empanaditas caseras en Tandil