22 diciembre, 2016
,

Represión a cuatro manos

No hay un solo ser humano atrás,
hay otro más,
un cagón escondido en el uniforme
y un cagón escondido en el cagón escondido en el uniforme,
camuflado en otro hombre,
refugiado en los televisores,
acurrucado en los canales.


No tiene nombre,
ni valores
morales.

 

Relacionadas

INCENDIOS
17 septiembre, 2022

¿QUÉ QUEDARÁ DESPUÉS DEL FUEGO?

Secuestro
5 agosto, 2022

QUEREMOS PAZ DEMOCRÁTICA EN JUJUY

Allanamientos
7 julio, 2022

OLA DE PERSECUSIONES