30 diciembre, 2016
,

Urgente: Femicidio en la 21-24

*Por Nelson Santacruz, comunicador de la asamblea poderosa de la Villa 21-24
 
 
Definitivamente la Villa 21-24 de Barracas pasará el año nuevo de luto.  Cada lágrima es una catarata de repudio contra la violencia machista. Otra vez sobra un alma en el cielo y es el de Lorena Dávalos, de 22 años. En esa misma mejilla donde antes recibía besos, su pareja le pegó un tiro. A las 3:00, un disparo interrumpió el calor que ahogaba la madrugada.
 
 
 
 
En la esquina de los pasajes Zavaleta y La Amistad, del Barrio San Blas, el impacto exaltó a la cuñada de la víctima. “Él no es del barrio, ellos vivían en Flores. Hace una semana ella se vino para acá porque se separaron, pero se veían igual. Están juntos hace unos 6 meses. Discutían, pero nunca llegó a una denuncia. Fue terrible, nosotros creemos que fue por celos” indicó. 
“Se dio un tiro, voy a buscar una ambulancia”, dijo César Rodriguez de 20 años de edad para distraer a los presentes. Sigue prófugo.
 
 
“La jueza Silvia Ramond, de la instrucción 37, actuó muy rápido porque ordenó la prisión preventiva del sospechoso.  El Dr. Jiménez de la Fiscalía de Pompeya ya descartó la hipótesis del suicidio porque el arma no está», señaló Fernando de ATAJO. 
 
 
La familia destrozada no puede despedirla tranquila, no hasta que se haga justicia. Su joven cuerpo espera en la morgue del Hospital Penna el velatorio a cargo de la iglesia de nuestra villa. Tanto Lorena como César son de nacionalidad paraguaya, por eso se teme que el femicida se escape a ese país. Al barrio le cuesta creer, le arden las heridas de la injusticia y espera a los padres de Lorena, que mañana llegan de Paraguay.
 
 
“Mientras buscaba una ambulancia, mi hijo de 7 años quedó solo y entró a la pieza sin que nadie se diera cuenta. Ella era la madrina. Resulta que mi hijo vio el cadáver y le tocó la mano. Me dijo ‘ya no me habló, ahora está en el cielo con el abuelo’” contó muy angustiada la cuñada de Lorena.  Mataron a una chica en la villa. Y ¿dónde lo están mostrando? ¿Quiénes detrás de un televisor están diciendo: ‘¡Qué horror!’? Acá también se nos mueren. No, no se nos mueren: las están matando.
 
 
Una familia carece de contención y a pulmón están rebuscándose para un cajón. Ahí van a poner a una víctima más de la 21-24, como el reciente caso de Élida del Valle Barrios. No vamos a callarnos nada hasta que encuentren al asesino, porque él mató por miedo a una mujer sin miedo.

Relacionadas

FEMICIDIO
29 enero, 2022

«VOS TAMBIÉN, MILI, SEGUÍS ACÁ»

Lluvias
29 noviembre, 2021

No se inunda más

ELECCIONES
15 noviembre, 2021

MI PRIMER VOTO