27 diciembre, 2016
,

Y ahora, vete

Si nunca entraste a un lobby cargando las valijas de personas con candado, si nunca serviste un café para turistas sin azúcar, si nunca retiraste las sábanas del amor hecho por extraños, si nunca escurriste las toallas del sudor importado, si nunca limpiaste una tabla meada de champán, si nunca te probaste la 10, si nunca salvaste una empresa agarrándola de los pies, si nunca vendiste tus francos para poder pagar tus salarios, si nunca dormiste sobre una alfombra de compañeros que no podían dormir, si nunca te mordiste la bronca masticando una ley, si nunca estuviste abajo del hambriento, si nunca estuviste abajo del Senado, si nunca llenaste un precipicio de flores, si nunca pisaste un edificio de puros trabajadores, si nunca laburaste para nosotros, si nunca laburaste para los otros, si nunca laburaste y punto, tal vez no debas sacar tanto pecho, cuando leas tu libreto de fe y alegría…

 

Vos tenés derecho al veto.
Y el Bauen tiene un café, que se llama «Utopía».

 

Relacionadas

FRÍO
23 mayo, 2022

LA PATRIA NO ESTÁ EN LA CALLE

Urbanización
19 mayo, 2022

LA SIMULACIÓN NO PARA

Ramona Medina
17 mayo, 2022

LA ESPERA QUE NO ESPERA