20 enero, 2017
,

“Clarín quiere que volvamos a la Revolución Industrial de hace tres siglos»

*Por Pablo Viñas, delegado gráfico AGR-Clarín.

 

¿Qué somos los trabajadores de Artes Gráficas Rioplatense, para la empresa? Simplemente, un experimento que les está saliendo muy mal, pues con nosotros, quieren hacer una prueba piloto para la precarización laboral.

 

Desde el año 2000 trabajo en AGR y mentiría si dijera que esta situación es nueva. Unos años antes, en tiempos de Menem, y con el aval del sindicato, se había implementado el «Turno Diferido» los fines de semana, violando el convenio colectivo de la industria gráfica que estipulaba que se trabajaba únicamente de lunes a viernes. Con la creación de la comisión interna conseguimos que se empezaran a cumplir nuestros derechos, como el cobro de paritarias. Esa pelea que ganamos le dolió a Clarín, que hoy sigue intentando romper la unidad con una estrategia clara: avanzar con los despidos y retomar la producción sobre la base de la tercerización, el trabajo en negro y empleados en condiciones precarias dentro de su planta.

 

En 2004, durante el primer gobierno kirchnerista, también nos mandaron 500 efectivos policiales, desalojaron la planta y generaron 120 despidos. En definitiva, volvieron a perseguir la lucha gremial, con el fin empresarial de incumplir el convenio colectivo una vez más.

 

El mes pasado presentamos un reclamo por el desvío de plata realizado a través del vaciamiento de la fábrica y ahora estamos discutiendo el lock out. Desde la gerencia nos dijeron que querían a 60 personas menos y que se produzca el doble. “Ustedes están parados en el año 89 y nosotros en el 2017; en los países más modernos se trabaja el modo ‘Todos en Todo’», nos repiten constantemente, pero nosotros gritamos aún más fuerte que los atrasados son ellos. ¿Por qué? Porque, como a lo largo de la historia, el futuro lo representamos los laburantes, que somos parte del progreso social. Clarín, en cambio, es el pasado: quieren que retrocedamos tres siglos, a la primera Revolución Industrial.

 

Es evidente que el Grupo abandonó el barco, pero nosotros exigiremos que se retome en AGR la producción de las revistas Viva, Genios, Jardín, Cablevisión y Miradas. De lo contrario, van a transpirar porque nos encargaremos de que no se impriman en ningún otro lado, por una sencilla razón: necesitamos conservar las fuentes de laburo.

 

Como obreros gráficos no estábamos preparados para esto, sino que la necesidad nos empujó. Somos un taller organizado, cuya experiencia fue forjada por el mismo Clarín a través de permanentes persecuciones a la organización gremial. Juntos recuperamos las asambleas prohibidas por la empresa y a pesar de las piedras en el camino y el silencio de los medios hegémonicos, seguimos de pie, en un paro de 24 horas en repudio a las medidas de despido.

 

Ninguna doble o triple indemnización aliviará el conflicto.

 

No vamos a aflojar.

 

¡No nos vamos a rendir!

 

Relacionadas

MEGAFLEX
2 diciembre, 2022

¡LOS TRABAJADORES NO NOS VAMOS NADA!

Fuerzas de Seguridad
29 noviembre, 2022

LA POLICÍA Y SU COSTUMBRE DE DISPARAR

GATILLO FÁCIL
17 noviembre, 2022

LOS MUNDIALES QUE LE ROBARON A LUCAS