8 abril, 2017
,

Estado Femicida

* Por Claudia Acuña.
Periodista, activista, feminista.

Tristeza, mucha tristeza y más tristeza me invadió hace unas horas, cuando apareció sin vida el cuerpo de Micaela. Y sí, estoy shockeada, porque no entiendo, no logro comprender cómo puede ser que nos vuelva a pasar esto. De ahí, de su cuerpo, de su ejemplo, de sus ovarios, brota su mejor mensaje, la lucha por un mundo más justo y la denuncia al Estado, como responsable de los femicidios. Pues hoy está muerta Micaela porque el gobierno entrerriano no quiso gastar los 130 mil euros que costaba hacerle un ADN al asesino, para garantizar su condena efectiva.

 

 

¿Entonces? Los euros fueron más importantes que una chica, una estudiante, una militante, una laburante, una luchadora que intentaba cambiar este sistema. Lejos de ser una persona indiferente, era sensible a las problemáticas que la rodeaban. Era una piba de 21 años totalmente comprometida. Y no, realmente no se puede explicar cómo la Justicia decide liberar a un tipo condenado, con la condición de seguir un tratamiento psicológico, cuando el propio Estado debía hacerse cargo de realizar ese tratamiento, ¡antes de largarlo!

 

Por eso, una vez más, las instituciones fueron responsables del femicidio. No se trata de apenas una persona, ni es tan sólo «un violador», es un Estado femicida que no ejecuta el presupuesto para atender la emergencia que grita todo el país y todo el mundo, en cada una de las multitudinarias marchas. De hecho, el Ministerio de Educación, lejos de alentar los programas de concientización, eligió suprimirlos. Hoy sólo tenemos 23 centros de atención y refugios para casos de violencia machista, cuando según estándares internacionales, un país con nuestra población necesita 4500.

 

Sí, 23. Y sí, 4500.

 

Femicidio, otro más, otra menos, deja totalmente expuesto al modelo que nos proponen, además de gritarnos en la cara que depende de nosotras absolutamente todo lo que nos vaya a pasar, incluidas nuestras muertes. Por eso, desde ahora mismo, Micaela será una bandera, nuestra bandera, por la igualdad, la justicia y la libertad.

Relacionadas

Géneros
17 octubre, 2021

NUESTRO FEMINISMO ES VILLERO

Feminismo Villero
16 octubre, 2021

EL GRITO DE LAS VILLERAS

Lucía Pérez
8 octubre, 2021

LOS OJOS DE LUCÍA