18 junio, 2017
,

El machismo mata

 

Con la garganta quebrada y la angustia aglutinada, gritamos y nos re-lanzamos a la lucha. Porque nuestra realidad se puso estrepitosa, se ha vuelto horrorosa.

 

Y no, no hay igualdad ni tratándose de los derechos primarios.

Aunque sí, nos sobran ovarios.

 

Sobrevuelan naturalizaciones que potencian sólidos arcaicos; costumbres, tradiciones, perspectivas que a las mujeres nos está costando el despertar de cada día.
Anteayer, el viernes 16 de junio, le arrebataron la vida a una mujer más de nuestra ciudad: la cuarta en lo que va del año.

 

Olga Inés Moyano, de 46 años, que estaba desaparecida desde el jueves, fue hallada asesinada por trabajadores en una obra en construcción del Barrio Ameghino de Villa María.

 

Si bien no se conocen aún los autores de su muerte, Inés tenía dos denuncias efectuadas por violencia de género a su ex pareja, sobre quien existía una orden de restricción desde noviembre pasado.

 

Ayer, diversas organizaciones de la ciudad se concentraron frente a los Tribunales en un pedido de justicia, bajo el lema “El Estado es responsable y la Justicia cómplice”. Y mañana lunes nos volveremos a reunir a las 10 en el mismo lugar (Gral. paz 350), para acompañar a sus familiares y amigos.

 

¿Cuál es el límite? ¿Hasta dónde vamos a llegar? Continúan siendo preguntas sin contestar.

 

Sin embargo, frente a esta situación el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, Luis Angulo, expresó sin ruborizarse: “No quiero hablar de números porque en cuanto al año pasado hemos disminuido la cantidad de femicidios”.

 

En sólo Villa María son 19 las mujeres asesinadas por la ralea patriarcal: Claudia Rodríguez, Roxana Canello, Roxana Heredia, Mariela Besonart, Luisina Barrera, Eugenia Notta, Sandra Zbinder, Rebeca Gómez, Graciela Saine, Soledad del Valle Fonseca, Sara Mundin, Rosa Santopolo, Lucrecia Gómez, Carina Simonetta, María Lujan Aguilera, Alicia Coppa, Tamara Córdoba y Olga Inés Moyano.

 
Por todas ellas que ya no están, y por las que sufren violencia diaria por ser mujer, seguiremos gritando, saliendo a la calle, organizándonos y movilizándonos.

 

Etiquetas