28 junio, 2017
,

Otro femicidio en la Villa 21-24

 

Marchamos otra vez, porque otra vez contamos de manera decreciente. Otra vez tenemos una menos. En los últimos seis meses, los femicidios ascienden a tres. En la Villa 21-24 de Barracas, otra vez.

 

Marchamos para pedir justicia por Aidee Mérida Durán, una nena de 18 años que víctima de la violencia machista, receptora de un disparo en el rostro que le quitó todos sus sueños, desprotegida por un Estado que no previene, que no cuida y que te criminaliza si te defendés.

 

Marchamos porque sufrimos cuando vamos a parir, cuando nos imponen cómo vestir, cuando nos agravian por no respetar nuestra identidad disidente, cuando nos gritan en la calle o no nos reciben las denuncias. Entonces, ¿a dónde y a quién debemos acudir sino tenemos ni cómo ni cuándo escapar de esas violencias?

 

Marchamos ayer, familiares, amigos y organizaciones, a causa de otro femicidio villero, porque ahora es Aidee, pero mañana puede ser cualquiera, mientras el Estado continúe mirando hacia otro lado, recortando el presupuesto a la Dirección General de la Mujer, eliminando programas de atención a las víctimas y cerrando sus oídos a los pedidos urgentes para la construcción de casas de refugio.

 

Relacionadas

FEMICIDIO
29 enero, 2022

«VOS TAMBIÉN, MILI, SEGUÍS ACÁ»

Lluvias
29 noviembre, 2021

No se inunda más

ELECCIONES
15 noviembre, 2021

MI PRIMER VOTO