16 agosto, 2017
,

¡Justicia por Ayelén!

El transfemicidio de Ayelen Gómez causó gran indignacion en la comunidad del CETrans (Centro Educativo Transexual de Puertas Abiertas). Por eso se convocó a la Marcha Nacional contra el Transfemicidio y Travesticidio, una movilización que se realizará con ropa negra el día jueves 17 de agosto a las 17, en Av. Brígido Terán 320, San Miguel de Tucumán. La protesta se reproducirá en distintos puntos del país, entre ellos en Capital Federal, donde se hará una vigilia en Plaza de Mayo a las 17.

 

 

Ayelén fue encontrada sin vida debajo de una tribuna del Club Lawn Tennis el12 de agosto, en San Miguel de Tucumán. El cuerpo que presentaba signos de violencia fue hallado por personal del club. Una mujer trans que a principio de este año llegó a Tucumán, su provincia natal, con un proyecto de vida para salir adelante acompañada de su familia y con la esperanza de continuar con sus estudios en, al que nunca llegó.

 

La fiscal a cargo, la Dra. Adriana Reinoso Cuello, se presentó al lugar con personal de la División Homicidios y de la Policía Científica. El médico de la policía informó que el cuerpo presentaba escoriaciones múltiples y signos de muerte por asfixia, lo que luego fue confirmado por la autopsia.

 

El parte policial sobre el hallazgo sin vida de Ayelén no respeta su identidad de género, porque ella no tenía el cambio registral y hace hincapié constantemente en que había un preservativo cerca de ella. Desde el bachillerato y el CETrans están preocupados por la impunidad de la causa, que no tiene perspectiva de género.

 

La joven de 31 años de edad había vuelto a vivir con su madre Liliana, en la localidad de Ranchillos. En abril de 2012, después de ser abusada sexualmente por agentes de la seccional segunda, la joven se mudó a Capital Federal donde comenzó sus estudios y terminó el primer año en el bachillerato travesti-trans Mocha Celis.

 

“Nosotros pensamos que este indignante hecho puede estar relacionado con aquel suceso, porque un policía la había amenazado diciéndole que cuando la volviera a ver en la calle, la iba a matar” nos dijo Francisco Quiñones, director del Bachillerato Mocha Celis.

 

Durante su estancia en capital, Ayelén atravesó situaciones muy duras de violencia: era víctima de lo que se conoce como “trata al aire libre”, realidad por la que pasan muchas chicas trans por el abandono social y del Estado. También tuvo problemas de vivienda, pues llegó a vivir en una carpa, luego de que miembros del “Mocha Celis” ayudaran a la joven a salir de una relación violenta que mantenía con un hombre del cual solo se conoce su apodo, “El tano”, quien hoy se encuentra en prisión. Éste prostituía a la joven estudiante, según cuentan allegados a ella.

  

En su paso por el Mocha Celis, se mostró entusiasmada. Había adoptado ese lugar como su segunda casa, le gustaba compartir mates con sus compañeras y tenía muchas ganas de concluir sus estudios.

 

Nos arrancaron otra compañera trans cuando seguimos gritando: ¡Ni Una Menos!

 

Mientras el Estado mira para otro lado y los medios de comunicación hegemónicos, minimizan y estigmatizan la muerte de las compañeras TRANS, desde el Frente de Géneros de La Poderosa Tucumán gritamos:

 

#Justicia por AYELÉN

Relacionadas

Femicidio
26 julio, 2022

Cinco años sin Johana

Día del Orgullo
28 junio, 2022

ESTE ORGULLO QUE NO SE QUITA