15 mayo, 2018
,

Vení a gritar por Franco Amaya

 

Siempre decimos “ni un pibe menos, ni una bala más”. Esta vez, el pibe se llamaba Franco Amaya, tenía 18 años y quería ser peluquero; y la bala salió desde un control policial en Carlos Paz hace quince meses. Por la presión popular, ya se está llevando a cabo el juicio en la Cámara 11 del Crimen, donde se juzga al agente Rodrigo Bustos, imputado por asesinar a Franco junto a José Villagra, el efectivo que lo acompañaba. Esas mismas bestias tampoco permitieron la asistencia inmediata de Franco, quien debió agonizar mientras esperaba la ambulancia todo el tiempo que estos oficiales disponían.

 

Contra el gatillo fácil y por la vida de todos nuestros pibes, es crucial la presencia de apoyo a la familia Amaya en estas instancias judiciales el próximo miércoles 16, cuando junto a los alegatos se podría ver la conclusión de este caso.

 

Vamos a Tribunales, a gritar con cada vez más fuerza, hasta que no quede nadie sin escuchar: ¡Ni un pibe menos, ni una bala más!

Relacionadas

CORDOBA
24 noviembre, 2022

MORIR ENTRE CUATRO PAREDES

CÓRDOBA
18 noviembre, 2022

LOS BARRIOS AL CONCEJO

Córdoba
17 noviembre, 2022

SIN DERECHO LABORAL, NO HAY SALUD PÚBLICA