4 junio, 2018
,

El feminismo villero no será televisado

Buen día, pero qué buen día para recordar: hace apenas una semana, varios uniformados enfierrados por el Estado ingresaron a un domicilio privado de la Villa 21, sin identificación, ni orden de allanamiento, rompiendo a patadas una puerta, para golpear, denigrar, acorralar y manosear a una mujer, adentro de su propia casa. Hasta hoy, esa denuncia tenebrosa presentada por nosotras ante la UFEM y viralizada por ustedes en las redes no ha sido tema de informes, ni debates, en ninguno de los magazines «periodísticos» que hoy impostarán sus voces combativas, para decir: «Ni una menos».

Al menos mintiendo,
sean un poco más buenos.

 

 

BUENOS AIRES

“Hoy marchamos también por cada Centro de Salud que falta en nuestros barrios, porque muchas veces nos volvemos a casa sin ser atendidas, después de haber pagado hasta cuatro pasajes de colectivo, perdiendo el día entero: por lo pronto, nos cura las heridas el feminismo villero”, Zulema Mango, referente del Frente de Géneros, en Villa Cordobita, Tandil.

 

 

CAPITAL FEDERAL

“Vamos a gritar, no tengan dudas, vamos a gritar tanto como gritamos cuando esos agentes de la Prefectura abusaron de mí. Mientras me ahorcaban, me decían que era una negra sucia y que mi barrio era suyo, que podían hacer lo que quisieran. Pero sí, a pesar de todo, resistí, porque no permitiremos que nos hagan retroceder: con nosotras, ¡no van a poder!”, Jésica Azcurraire, coordinadora de la Casa de Mujer en la Villa 21-24, Barracas.

 

 

CATAMARCA 

“La megaminería somete a nuestros pueblos y agrede a una mujer que se llama Pachamama, ¿no la ven? A ella, como a todas nosotras, nos abrazo en este Día y nos recuerdo que nos merecemos el derecho a la vida, libre de todas las formas de violencia”, Griselda “Chela” Ignes, activista de la Asamblea contra la megaminería en El Algarrobo, Andalgalá.

 

 

CHACO

“Las que van a la marcha ‘tienen un hammmbre’, ¡ni hablar! A nuestro comedor vienen ahora el doble de niños y muchas mujeres con hijos en situación de consumos problemáticos, abandonados por el Estado. Pues con este gobierno, no existe posibilidad de ahorrar ni adquirir máquinas: sólo adquirimos deudas y dolor”, Viviana Molina, cooperativista textil y poderosa, en «Puntos y Puntadas», San José Obrero.

 

 

CHUBUT 

“Por la Madre nos movilizamos, claro, por la Madre Tierra, por la Ñuke Mapu, porque nuestros ancestros fortalecen cada día nuestra resistencia. Sin descolonización no existirá ninguna despatriarcalización. Y por eso, en este ‘Ni Una Menos’, plurinacionales nos queremos, ¡marichiweu!”, Analía Benega, referente del Frente de Géneros y parlamentaria de Mujeres Originarias, en Puerto Pirámides, Chubut.

 

 

CÓRDOBA

“Ojalá marchen ahora todos los manifestantes de la inseguridad, para gritar bien fuerte que nos vienen cagando a palos esas Fuerzas que deberían cuidarnos, por ser pobres y por ser mujeres. Somos nosotras quienes salimos a enfrentarlos cuando se llevan ilegalmente a uno de nuestros pibes y quienes acompañamos a nuestras vecinas para que les tomen las denuncias por violencia machista”, Susana Zaccaro, referente del Frente de Géneros, Bajo Yapeyú. 

 

 

CORRIENTES

“Hoy nos van a ver caminando, porque no van a ver caminando a Ramona Analía Armoa, que falleció en el hospital desangrada pariendo a su beba sobre un inodoro, mientras su compañero llamaba desesperado a las enfermeras y médicos, entre gritos que nunca escucha la prensa, ni la Justicia”, Fabiana Rodríguez, militante del Frente de Géneros, en Río Paraná.

 

 

ENTRE RÍOS

«Salimos para combatir esta doble violencia que sufrimos: la ejercida por el machismo y la impuesta por las instituciones públicas que nos desprecian. Porque sí, yo soy sobreviviente del sometimiento y cada día me levanto con la espantosa incertidumbre de no saber si vendrán a matarme”, Pamela Aranda, cooperativista de la huerta “Cosecha Empoderada”, en el barrio San Martín, Paraná.

 

 

FORMOSA 

“Voy, pero no voy sola, voy con todas mis vecinas, esas trabajadoras incansables a quienes todavía no se les reconoce el trabajo imprescindible de todos sus días, que va desde cocinar a leña para la mitaisada hasta llevar a sus hijos a la escuela, con el barro hasta el cuello”, Susana López, asambleísta del barrio San Juan Bautista, Formosa.

 

 

JUJUY

“Hoy defenderemos nuestros derechos como mujeres originarias, para proteger nuestras tierras, para que no sigan despojándonos impunemente y para realzar nuestra bandera, porque no existen empresarios capaces de intimidarnos, cuando avanzamos con esta poderosa fuerza ancestral, que nos impide ser sumisas y silenciosas: somos libres y estamos vivas, mal que les pese”, Nanci Calatallo, asambleísta del Frente de Géneros en Juella, Tilcara.

 

 

LA PAMPA

“¿Para qué Gritamos? Para que oigan de una vez, para que la indiferencia del gobierno provincial no siga obturando el acceso a la Interrupción Legal del Embarazo. Pues nuestras voces ya tienen otras gargantas y nada, ni nadie, las puede callar: ¡La revolución será feminista o no será!”, Paola Elizabet Regueiro, trabajadora del merendero “El Grito Poderoso”, en Río Atuel, Santa Rosa.

 

 

LA RIOJA

“Allá vamos, por Rita Narbona, Celestina Oropesa, Cecilia González, Belén Brizuela, Ramona Montivero, Virginia Díaz, Nadia Moreno, Ángela Ojeda, Romina Ríos, Yanina del Valle Sánchez, Deolinda Torres y todas las hermanas asesinadas a manos de la violencia machista. ¡Ni Una Menos! Vivas nos queremos”, Claudia Vega, asambleísta del barrio Virgen Desatanudos, La Rioja.

 

 

MENDOZA

“Hoy, ayer, mañana, hace años y para siempre, nos organizamos desde el barro para levantar una Casa de la Mujer, ¡que ojalá puedan conocer! La hicimos como pudimos, con botellas de plástico recicladas, que se convirtieron en el mejor refugio, genuino y villero, desde la construcción sustentable”, María Antonieta Laura, trabajadora del merendero «Sonrisas Poderosas», en Los Hornos, Guaymallén, Mendoza. 

 

 

MISIONES

“Nos van a escuchar en todo el país, para que la Policía responda en tiempo y forma a los llamados de las mujeres pobres cuando son violentadas, porque las notificaciones de restricciones nunca llegan o llegan tarde. Acá, macho, las mujeres laburantes nos organizamos, ¡sin jefes, ni patrones!”, Graciela Gómez, trabajadora de la Cooperativa gastronómica «Las Poderosas», en Santa Rita, Posadas.

 

 

NEUQUÉN

“Desde cada rincón del Newken, nos moveremos con la efervescencia de nuestra sangre mapuche, acompañando la lucha de las trabajadoras textiles, de la educación, de la salud, de la industria petrolera y de todos nuestros barrios: ese empoderamiento colectivo, es nuestra tarea”, Rayén Lorenzo, militante del Frente de Géneros, en el Barrio Libertador General San Martín, Cutral Có.

 

 

RÍO NEGRO

“Alzamos la voz, porque los asentamientos precarios todavía no tenemos gas, seguimos calefaccionándonos a leña y no contamos con red eléctrica: vivimos escapando del fuego machista y los incendios de un Estado elitista, cada día más indiferente. ¡Queremos nuestra autonomía! Y poder vivir dignamente”, Analía Godoy, activista del Frente de Géneros, en el barrio Fiske Menuco, Roca.

 

 

SALTA

“Y este 3 de junio, iremos caminando hacia la Justicia por Daniela Guantay, víctima de otro femicidio que intentar ocultar, ¡porque no la vamos a olvidar! Nunca más, ninguna debe soportar la impunidad de las instituciones que nos arrebatan nuestros derechos y nos obligan a parir. Tal como hicimos en todos los comederos y merenderos, nosotras mismas alimentaremos esta lucha”, Eusebia Burgos, militante del Frente de Géneros, en el barrio 15 de Septiembre, Salta.

 

 

SAN JUAN

“Nuestra pelea sigue siendo para conquistar más espacios donde encontrarnos, aprender y compartir experiencias entre mujeres, ya que se nos brindan ínfimas posibilidades de trabajo formal, por ser pobres y por ser indígenas. De toda esa rabia nació nuestro taller de telar ‘Abya Yala Teje’, que nos permite motorizar nuestra independencia económica y empoderarnos colectivamente”, Estrella Molina, tallerista poderosa, en Punta del Agua, San Juan.

 

 

SAN LUIS

“Muchas, hoy seremos muchas, porque todavía son pocas las políticas de género que llegan a nuestros barrios. Y un triste ejemplo bien puede ser esa aplicación para celular que nos proponen utilizar cuando nuestros agresores violan las restricciones, como si todas pudiéramos acceder a esos teléfonos modernos, con buena señal de internet”, Lorena Mercado, asambleísta del barrio 1° de Mayo, San Luis.

 

 

SANTA CRUZ

“Con todas nuestras fuerzas y nuestras gargantas, esta tarde volveremos a gritar por mi hermana, Marcela Chocobar, asesinada hace casi tres años en la más absoluta impunidad, por haber sido soñadora y por haber sido trans. ¡Basta de violencia machista! Basta de travesticidios”, Laura Chocobar, militante del Frente de Géneros, en el barrio Madres a la Lucha, Santa Cruz.

 

 

SANTA FE

“Activamos ahora, como hace rato, porque nuestra Casa de la Mujer ha sido parida por las villeras, recogiendo el guante que tiró el Estado. Y sí, vamos contra la violencia machista que se traduce en violencia institucional, levantando un feminismo villero que construye, reconstruye y deconstruye la vida real”, Belén Vega, referente del Frente de Géneros, en el barrio Los Pumitas, Rosario.

 

 

SANTIAGO DEL ESTERO

“Todas, todas tenemos que salir, para exigir un real acceso a la salud sexual y para poder vivir con libertad nuestra sexualidad. Porque sí, ¡el sexo por obligación de tu pareja es violación! Entonces hoy dejamos nuestras casas desafiando a la cultura patriarcal, desde las calles que nos unen como manada federal”, Rita Pérez, referente de La Poderosa en el barrio Bosco, Santiago del Estero.

 

 

TIERRA DEL FUEGO

“Yo no me callo más, porque ya he soportado suficiente maltrato laboral e incluso abusos sexuales, para que mis hijos pudieran comer. Y entonces grito, sí, frente a esa nueva ordenanza provincial que busca seguir penalizando la interrupción del embarazo: como sobreviviente de un aborto clandestino, seguiré luchando toda mi vida”, Silvia Dopozo, asambleísta en Barrio Fuerza Unida, Río Grande.

 

 

TUCUMÁN

“¡A la calle, todas! Para exigir Memoria por Marita Verón, que todavía no vuelve. Para exigir Verdad por Paulina Lebbos, víctima de los hijos del poder. Y para exigir Justicia por Daiana Garnica, desaparecida entre sus redes de trata. No están solas, compañeras, ¡no estamos solas! Nunca más”, Magdalena González, comunicadora de La Garganta en la Vía Diagonal Norte, Yerba Buena.

 

Relacionadas

Femicidio
26 julio, 2022

Cinco años sin Johana

Día del Orgullo
28 junio, 2022

ESTE ORGULLO QUE NO SE QUITA