2 junio, 2018
,

Precarización de lujo

*Por Karen Haro, despedida en abril y acampando  en protesta
Vivo en Pico Truncado, trabajé durante 8 años haciendo tareas de limpieza y sirviendo la leche en la Escuela Especial N° 3 de mi localidad. Hoy junto a 40 compañeras nos vemos obligadas a reclamar frente al Consejo Provincial de Educación (CPE) por nuestros puestos laborales. Para que entiendan nuestro reclamo es necesario que conozcan la precarización que sufrimos en todos estos años en los que una sola vez tuvimos un contrato de 6 meses, el resto siempre fue en negro. 
Estábamos enmarcadas bajo el Convenio Integral de Limpieza, pero el CPE nos pagaba el salario, en primer lugar, por medio del intendente Omar Fernández y luego a través de la Comisión de fomento de Koluel Kayke, quienes hacían de intermediarios, mientras esperábamos que Educación cumpliera las promesas hechas, como cuando en febrero de este año nos dijeron que íbamos a ser contratadas, cosa que no sucedió. Por ese motivo cortamos la Ruta Provincial N° 43 en aquella ocasión.
Incluso hace 2 semanas nos reunimos con Ninette Milostic, secretaria de Coordinación Administrativa del CPE y acordamos que íbamos a hacer una cooperativa, en ese encuentro no faltó la advertencia: «si hacen quilombo se quedan sin trabajo», así que volvimos tranquilas y accedimos a lo que ellos nos ofrecían, pero al final también era una mentira. 
La cooperativa nunca se armó y hoy nuevamente nos encontramos en lucha, 40 familias nos quedamos en la calle por una decisión del Estado de quitarnos nuestros puestos laborales y ofrecerlos a una nueva cooperativa. Somos mujeres jefas de hogar, sostén de familia, muchas somos madres solteras, no nos alcanza para pagar el alquiler y darle de comer a nuestros hijos, por eso el miércoles 30 de junio nos trasladamos más de 800 kilómetros desde Pico Truncado hasta Río Gallegos en busca de una solución.
Estamos acampando con temperaturas bajo cero que llegaron hasta los -6.8 de térmica frente al CPE, bloqueando la entrada, esperando que alguien nos reciba. Vinieron compañeras con hijos porque algunas no podían dejarlos. Yo particularmente vine con mi nena de 16 años que tiene discapacidad, otras se arreglaron como pudieron, muchas están que las echan del alquiler porque este mes no nos han pagado y esa es la razón por la que no podemos irnos sin una solución y permaneceremos en el acampe hasta que nos reintegren nuestros puestos laborales.
Responsabilizamos al Gobierno Provincial porque sus representantes en el Consejo Provincial de Educación son los que nos mienten y nos ignoran, ya que nadie apareció a preguntarnos el motivo del reclamo desde que llegamos.
Además, las autoridades intentaron ingresar al edificio escoltados por la policía, pretendiendo generar un clima de tensión.
Bregamos por una solución inmediata, ya que hasta el mismo directivo del establecimiento escolar donde trabajábamos está pidiendo por nosotras. Las escuelas no son un lujo en Santa Cruz como dijo la presidenta del CPE, María Cecilia Velázquez, ni tampoco la situación de los trabajadores, por eso le exigimos respuestas y la reincorporación inmediata de todas las compañeras, porque 
es desesperante estar acampando sin tener qué darle de comer a nuestras familias y que quede claro que seguiremos acá hasta que se haya solucionado, ¡exigimos reincorporación ya, dejen de ajustar sobre las necesidades de las familias!

Relacionadas

Río Gallegos
9 diciembre, 2020

SIN LUCES ESTAS FIESTAS