14 junio, 2018
,

…Y la murga viene bajando

 

La sierra late al son de bombos, zurdos y redoblantes. Los pibes y las pibas, en un conjuro contra el frío, hacen sonar los instrumentos, tiran patadas al aire justo a ritmo. Las referentas dan indicaciones de tiempos y sones, ellos escuchan atentos. Después vendrá el tiempo de elegir que tocarán, hacer las letras y practicar las coreografías. Va resurgiendo la murguita de Villa Cordobita.

 


 

En la plaza del barrio, niñas y niños, de todas las edades se reúnen, aprenden y ensayan siguiendo las consignas de las compañeras. Nohelia Cámer y Anabella Timossi, vecinas que forman parte de las referencias de este espacio, nos cuentan de qué se trata esta iniciativa e invitan a sumarse a la murga barrial.

 

“La murga surge, hace unos años, por iniciativa de algunas vecinas, a lo que se sumaron los pibes y otros adultos. Luego de estar aproximadamente dos años sin actividad, en conjunto con La Poderosa se retomó el proyecto”, explica Nohelia y agrega que «la mayor expectativa es tocar. Esta premisa emerge desde el primer ensayo, salir a tocar a distintos lugares. Que sea una murga al estilo porteño con instrumentos, canciones y baile que incluya a los adultos”.

Anabella destaca la importancia de concurrir a los ensayos: “No hay otra forma de aprender, que tocando”, afirma. Otro elemento son las canciones, por lo cual las coordinadoras establecen que, algunos sábados, se reunirán a escribir en el Centro Cultural «El Cole».

 

Entre ellos mismos, por consenso y no por mayoría, los pibes designan quiénes serán los bailarines o que instrumento tocará cada uno. Con respecto a la denominación, todos coinciden en seguir con el mismo nombre: “La Murguita de los Siete Colores”, pero aún queda pendiente elegir dos de los colores para identificarla.

 

En la plaza al costado de la sierra, cada sábado la murguita de Villa Cordobita, se encontrará para hacer sonar sus instrumentos, cantar y bailar. Para inventar palabras encadenadas al son de una matanza, dando una voltereta en el aire para así hacer escuchar las voces de nuestro barrio.

 

 

Sumate a esta murga y ayudanos a pensar nuestros colores, bailar, tocar, enseñar y aprender. También necesitamos instrumentos. Nos pueden encontrar en la Plaza de Villa Cordobita (Paraguay 800), todos los sábados de 17 a 18:30.

Relacionadas

Urbanización
29 diciembre, 2021

EN VILLA CORDOBITA SEGUIMOS SIN AGUA

29 noviembre, 2019

Empanaditas caseras en Tandil