25 julio, 2018
,

«En el Foro, nacerán Marielles en nuestros corazones»

 


 

*Por Claudia Korol,
integrante de Feministas del Abya Yala.

 

Comenzar esta Cumbre de Base pasado mañana, justo el día en que Marielle Franco cumpliría 39 años, es un modo de decir que ella está viva y que renace en los barrios constantemente, allí donde crecen la rabia, el dolor, así como la ternura y la esperanza. Muchas Marielles que también son Bertas -y todas las compañeras asesinadas- surgirán desde abajo, desde el corazón de la tierra, desde la raíz, de la misma forma que nuestras causas, nuestros sueños y nuestras maneras rebeldes de estar en el mundo.

 

Encontrarnos en Porto Alegre con quienes resisten las políticas capitalistas neoliberales, patriarcales y racistas es un modo contundente de afirmar que somos capaces de desafiar sus condenas y criminalizaciones, su individualismo y corrupción, sus prisiones y muertes. También es la demostración de que podemos tejer una convivencia solidaria, levantando las banderas de las libertades necesarias para ser felices, a través de la creación de personas nuevas que sientan a la vida desde el humanismo más profundo, la militancia comprometida y comunitaria. Esta apuesta poderosa pone en el continente exigencias inmediatas: Lula Libre, justicia para Marielle, Santiago, Kevin, Rafita. Son gritos que nacen de nuestras gargantas y representan un abrazo que nos une. Necesitamos derrotar la fragmentación, el miedo, y no lo haremos sin mirarnos a los ojos para reconocernos y sentirnos fortalecidas y fortalecidos.

 

En Brasil denunciaremos que los criminales son quienes nos criminalizan: los del FMI, los golpistas de ayer y de hoy, los que llegaron al gobierno a través de fraudes, los que nos asesinan, persiguen y encarcelan. Desde las tierras gaúchas diremos que no aceptamos que los militares vuelvan a las calles para controlar y reprimir, para establecer el “orden” de la bala y el terror. Escribiremos en la conciencia colectiva: No Macri. No Temer. Porque descreemos de los decretos macrianos, pintaremos con pinceladas de memoria: Nunca más golpes -ni duros ni blandos-. Porque no olvidamos, no perdonamos y no nos reconciliamos. Y aprendimos con las Madres que la única lucha que se pierde, es la que se abandona.

 

En este encuentro pensaremos los feminismos desde las villas, las favelas, los campamentos sin tierra; la educación popular, los Derechos Humanos y el derecho a decidir de las mujeres y las disidencias sexuales. Compartiremos mediante nuestras vivencias los proyectos que nos constituyen como personas y organizaciones: soberanía alimentaria, energética, territorial, autonomía de los cuerpos, horizonte anticapitalista, buen vivir, experiencias socialistas, descolonización de las formas de pensarnos, de estar, de sentirnos, cuando cada día estamos creando poderes populares, feministas, rebeldes, con la fuerza que anida en las luchas colectivas.

 

Este Foro latinoamericano dirá que el mundo está -y que si no lo está lo haremos- a favor de las pequeñas, de los pequeños, de los Nadie, de la Matria grande baja; de quienes sabemos que no todo se compra ni se vende, que hay tesoros que no tienen precio, que el mercado no venció en nuestros corazones enamorados. Y que hay un territorio del que no podrán arrancarnos…

 

Y claro que tiene nombre: ¡Se llama dignidad!

Relacionadas

Femicidio
26 julio, 2022

Cinco años sin Johana

Día del Orgullo
28 junio, 2022

ESTE ORGULLO QUE NO SE QUITA