2 agosto, 2018
,

«Que sea ley»

El debate por el aborto es importante, no hay que esquivar el tema: tiene que ser legal para que las mujeres no corran riesgos, como cuando tienen que ser atendidas por una señora del barrio, con un perejil y un alambre. ¿Quién puede tolerar eso? Incluso, mi compañera ha tenido la idea de publicar una experiencia personal y ojalá lo haga, vamos a ver. Pero es muy importante que se resuelva a favor de la legalización, porque la cantidad de chicas y mujeres que llegan a la muerte… Y no sólo eso: si contabilizamos nada más las consecuencias fatales de los abortos clandestinos, dejamos de lado un montón de otros problemas muy serios, como el embarazo no deseado o la infertilidad. Son ellas quienes deben tener el derecho a decidir. Y yo me pregunto, ¿quiénes somos nosotros, para disponer por una persona que está en esas circunstancias, desesperada, por el simple hecho de ser mujer y estar obligada a parir? El movimiento feminista me parece estupendo, y sí, ¡por supuesto que el aborto debe ser legal!

Indio.

Relacionadas

Thelma Fardin
20 octubre, 2022

JUNTAS, NO NOS CALLAMOS MÁS