24 septiembre, 2018
,

En la Casa de la Mujer, aprendemos a salvar vidas

 

 

Fotos y texto por Brisa Ruiz,

comunicadora de la poderosa asamblea de la villa 21-24

 

 


 

 

Como parte del eje de salud de la Casa de la Mujer de la Villa 21-24, los días 17, 24 y 31 de agosto, recibimos a las enfermeras del Cesac 30, quienes dieron una capacitación de Reanimación Cardio-Pulmonar (RCP) y primeros auxilios.

 

Este taller fue muy importante para nosotras, no sólo porque nos empodera sino porque nos brinda las herramientas para reaccionar cuando hay una emergencia. En mi barrio, muchas veces la primera que te socorre es una vecina. Cuando vivís en una villa, por ejemplo, las ambulancias no entran al barrio: así le pasó a Enrique Rivero este mismo año, un vecino que se murió esperando la ambulancia, o a Mario Ruiz en el año 2014, cuando su familia tuvo que llevarlo casi muerto en un remís al hospital.

 

Aprender cosas nuevas en un espacio propio como la Casa de la Mujer es central para nosotras, y más aún cuando eso es para ayudar a nuestro barrio. En un momento en el cual la educación y la salud están tan en riesgo por el desfinanciamiento que achica los derechos de las más pobres, organizarnos es nuestro principal desafío. En la Casa de la Mujer encontramos formas diversas de empoderarnos, de aprender juntas las unas de las otras, porque tenemos mucho para enseñar y aprender. Pero por sobre todas las cosas, tomamos las responsabilidades que el Estado no toma: por nuestras vecinas y vecinos, por nuestros hijos e hijas, por la comunidad toda.

 

Para eso pensamos un eje de salud para cada Casa: queremos pensar nuestra salud y acceder a una mejor atención y calidad. Queremos que la información circule y acercar el conocimiento al barrio desde este espacio pensado por y para nosotras.

 

Porque la salud es un tema central para nosotras y porque nuestros derechos los vamos a defender cueste lo que cueste.

 

 

Relacionadas

GATILLO FÁCIL
17 noviembre, 2022

LOS MUNDIALES QUE LE ROBARON A LUCAS

FEMICIDIO
29 enero, 2022

«VOS TAMBIÉN, MILI, SEGUÍS ACÁ»

Lluvias
29 noviembre, 2021

No se inunda más